Hace un poco más de 15 años, un hecho sacudió al mundo del fútbol y tuvo en vilo al país, casi como el famoso Wanda-Gate. En mayo del 2005, el plantel de River Plate recibió la siguiente noticia: Horacio Ameli era el amante de la esposa de Eduardo Tuzzio. Además, del hecho per se, esto tiene un agravante, ambos eran la dupla central del equipo que dirigía Leonardo Astrada. Sin embargo, ¿qué fue de la vida de este polémico futbolista?

La carrera futbolística de Ameli

Horacio Ameli comenzó su carrera en el año 1991, jugando para Central Córdoba de Santiago del Estero. Su estadía allí duró hasta 1994, cuando fue transferido a Colón de Santa Fe. Su gran rendimiento el "Sabalero”, fue una de las causas del ascenso del equipo a primera división. Ya en la “A”, no bajo el nivel y llamó la atención de algunos equipos europeos.

Luego de varias llamadas telefónicas, fue fichado por el Rayo Vallecano, donde también se dio el lujo de experimentar un ascenso a la primera categoría. Se alejó del viejo continente en 1998, tentado por un atractivo proyecto que dirigía Alfio “Coco” Basile en San Lorenzo.

Horacio Ameli América River Tuzzio
Horacio Ameli debutó como profesional en 1991 y se retiró en el 2006.

Sin embargo, las expectativas no se materializaron y el club quedó lejos de los primeros puestos. Este no sería el final ya que gritaron “campeón” del torneo Clausura 2001 y de la extinta Copa Mercosur, pero de la mano del chileno Manuel Pellegrini.

Más tardé tomó un avión a Brasil, donde defendió las camisetas del Internacional de Porto Alegre y del San Pablo, consiguiendo un Campeonato Gaucho con el primero.

"El malparido se está acostando con mi mujer desde hace dos meses"

Ya en el epílogo de su carrera,  decidió probarse la banda roja y fichar por River Plate. En este último equipo saltaría a la fama nacional pero no precisamente por sus actuaciones dentro de la cancha, que de por sí eran muy buenas, sino por “romper” los famosos códigos del vestuario: se acostaba con la esposa de un compañero.

Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio fueron compañeros en San Lorenzo y en River Plate.

Una vez Eduardo Tuzzio, la víctima de la situación, les contó todo al resto de sus compañeros, el arquero Franco Constanzo tomó por el cuello al “Coco” Ameli. Antes de esta situación, eran “inseparables”. Comían juntos, viajaban juntos tanto en los micros como en avión y, para pelear la situación, se pusieron de acuerdo, quizás en su última charla, para decir públicamente que su pelea era “por plata”.

Años después, el por entonces presidente del club, José María Aguilar, reveló las palabras exactas que uso Tuzzio para comunicarle la noticia a sus compañeros: "Les quiero contar a todos lo que hizo este hijo de mil p. que decía ser mi amigo. El malparido se está acostando con mi mujer desde hace dos meses", expresó.

Una vez se retiró, Ameli se mudó a Mallorca, para desconectarse del país y de su espisodio con Eduardo Tuzzio.

En cuanto a Ameli, solo una vez se refirió a la situación. “En ese momento yo sentía que me tenía que ir del país sí o sí, estaba muy mal, necesitaba salir, cambiar de aire. Mirá que dejaba a mis hijos y todo, eh, porque me fui solo, pero era una decisión que debía tomar, no tenía alternativas”, comentó en una entrevista posterior.

Una vida lejos de fútbol

Colgó los botines repentinamente en el 2006, cuando solo tenía 30 años. A partir de entonces, se dedicó a un rubro completamente diferente y hoy es un importante empresario inmobiliario que vive en Rosario (Santa Fe).

El complejo Amarras, del que Ameli hoy es dueño.

Resulta ser el propietario de Amarras, un lujoso complejo de cabañas ubicado en la provincia de Neuquén, precisamente en Villa Pehuenia. Según su propio sitio web, es “una increíble aldea de montaña sumergida en un entorno natural majestuoso”.

Según señaló en su momento Carlos Koopmann, Horacio es muy amigable, he compartido con él distintos acontecimiento. Le ha dado trabajo a mucha gente, construyó la mejor hostería de Villa Pehuenia y para eso contrató a una empresa de acá, Pehuenia Construcciones, con lo cual movilizó muchísimo la zona”.