Nicolás Maiques, está con una agenda muy apretada. Acaba de grabar una obra de teatro que se podrá disfrutar muy pronto a través de la plataforma de Teatrix y en menos de un mes debutará con "La Bomba". Un show presencial, en el Paseo La Plaza, junto a Juan Paya y dirigida por Gabriel Villalba. Por eso, decidió tomarse cinco días para descansar y seguir conociendo el país, pero las cosas no salieron como lo esperaba.

"Después de terminar de grabar 'Dispuesto a todo' estaba extenuado y les dije que si no me iba cinco días para descansar no iba a servir. Justo me invitaron de Salta, Mariano García que es el dueño de un hotel boutique y además había hablado con Isabel Macedo para vernos y ella me dijo 'sí, venite'", explicó "Nico" a cronica.com.ar.

El reencuentro de Floricienta

En el 2004 Isabel Macedo y Nicolás Maiques compartieron pantalla en la exitosa tira de Cris Morena Floricienta. Delfina Santillán Torres Oviedo [Macedo] era la mujer que aspiraba a casarse con Federico Fritzenwalden [Juan Gil Navarro], quien era el hermano de Nicolás Fritzenwalden -Maiques-. Ambos actores no se vieron por mucho tiempo por lo que no desaprovecharon la oportunidad de ponerse al día con sus vidas. 

"Hacía tanto que no nos veíamos. ¡Fue tan lindo el encuentro y también conocía a Juan Manuel (Urtubey)!. La pandemia generó que todos tengamos algo triste, una muerte, algo difícil y terminamos llorando todos por las cosas de cada uno. Fue muy lindo porque fue un encuentro muy verdadero, muy tierno, muy genuino. Hace un montón que no la veía y fue como si nunca hubiese pasado el tiempo", aseguró.

La complicidad quedó plasmada en las redes. "Me preguntaron por qué les decía 'el tío y la tía'. Yo toda la vida le dije a Isabel la tía porque en Floricienta jodíamos con que era mi tía, pero cuando Juan se entera en la charla me dijo yo también quiero ser tu tío.  Es un divino, es un amor". 

Se quedó varado en Salta

El actor estaba disfrutando de sus mini vacaciones junto a un amigo cuando le llegó una noticia inesperada. "Fuimos al norte hasta Jujuy, a Salinas a Purmamarca, todo divino. De repente, 8 horas antes de volver, nos llegó un mail de la aerolínea diciendo que el vuelo había sido cancelada y ese era el fin del mail. No decía si iba a ser reprogramado, no nos decía a qué número nos teníamos que comunicar, nada. Ahí empezó la odisea. Nuestra habitación estaba ocupada, pero por suerte el dueño del hotel que es lo más, nos dio un lugar. Pero pensaba que si no hubiese tenido ese espacio a dónde me iba a dormir", relató.

También hicieron una escapadita hasta Jujuy y visitaron los Salares.

Lamentablemente, Nicolás ya tiene experiencia con estas cosas, es que en el inicio de la pandemia se quedó dos meses atrapado en Perú luego de ganar un reality. "A esto ya lo viví yo me quedé varado en Perú pero allá estaba en la casa de una amiga, parece que de repente, con la pandemia el quedarse varado se hizo normal Pero supuestamente el turismo nacional te garantizaba que esto no te iba a pasar". 

No le respondían el mail y le costó dar con un teléfono que atendiese 'una persona', pero finalmente lo logró. "Me atendió una chica le dije todo lo que nos había pasado y después de horas nos dio un pasaje para dos días después. Estuvimos 3 días angustiados porque si bien nos habían dado esos pasajes nada nos decía que no podían volverlos a cancelar".

La Bomba, la nueva obra de Nicolás Maiques

El mayor problema fue que el 6 de octubre Nico estrena una nueva obra "La Bomba", y está en época de pleno ensayo. "Tenía ensayo presenciales y yo me había comprometido a volver. Me iba solo por 5 días, no por 8, porque el estreno es ya. Hicimos lo que pudimos por Zoom".

Así ensayaron La Bomba.

"Yo hago de Zulema y Juan [Paya] de Marcelo. Yo soy una clienta que va a una financiera y él está en su primer día de trabajo. Nos quedamos encerrados con una bomba. Evacuaron toda la empresa excepto a nosotros dos, que nos quedamos en la oficina. Entonces tenemos una decisión que tomar,  nos escapamos con el dinero que encontramos de la financiera o salvamos al mundo y desactivamos la bomba", anticipó sobre la obra. 

Afortunadamente, el vuelo despegó y logró volver a Buenos Aires. "Al final el vuelo de tres días después salió y pude volver. Lo más bizarro es que al parecer sobrevendieron el vuelo y nos ofrecían pagarnos 100 dólaes por día, más un hotel 5 estrellas y las comidas por meternos en otro vuelo. Toda una incoherencia. Está bien, puede haber un problema en la aerolínea, pero comunicate bien y da una solución. Nunca me dijeron cuál fue el problema", detalló el artista.

Nico asegura que se enamoró de Salta y de su gente.

Más allá del trago amargo, el artista aseguró que fue un viaje genial gracias a la amabilidad de todo Salta. "Por suerte, a pesar de todo tengo una actitud positiva y dije que sí estábamos ahí era por algo no fuimos a caminar, disfrutamos de Salta. Me invitaron a la peña Balderrama. Salta me trató como si fuese Justin Bieber, fue una invitación tras otra. No me dejaron pagar nada. La gente no pudo ser más tierna conmigo. El presidente del tren de las nubes me invitó especialmente para hacer el Paseo y la directora del teleférico también me invitó. Me presentaron a la primera dama porque me quería conocer. Fue todo mucho mucho cariño y eso hizo que todo este problema con la aerolínea no opacara el viaje. Creo que le dicen " Salta la linda" por la gente, porque la gente es linda", sentenció.

Por B. L.