Clark Olofsson se hizo conocido por ser uno de los criminales más peligrosos de la historia de Suecia. Tenía una capacidad de seducir a quien sea, por eso solían decir que era único. 

El caso más nombrado fue un delito mundial, en el cual aportó su intervención. La cual fue involuntaria en el robo al banco de Kreditbanken en Norrmalmstorg, Estocolmo. Pero este reconocido delincuente estaba acompañado por Jan-Erik Olsson

Los rehenes junto a Clark Olofsson.

Desde el día que comenzó el robo, Suecia y el mundo entero estuvieron pendiente sobre lo que pasaba dentro de ese lugar en los primeros días. Tuvieron que interponerse mediadores, policías y todas las autoridades que fueran necesarias para poder frenar el gran asalto.

En el transcurso de las horas que iban pasando con los rehenes en el establecimiento, Clark Olofsson creó el Síndrome de Estocolmo: conquistaba a sus rehenes para que luego estén a su favor cuando iban a liberarlos.

Los especialistas explicaron que es un estado psicológico que logra que la víctima llegue a tener un vínculo "más cercano" con el secuestrador. Incluso, alguna que otra vez los rehenes terminaron ayudando a los ladrones a cumplir sus objetivos y hasta tuvieron una relación amorosa con ellos.

Olsson se entregó a la Policía y recibió ocho años de prisión.

Después de unos días la Policía logró ingresar al establecimiento financiero a través de un operativo. Cuando la fuerza entró se llevaron la sorpresa que las víctimas estaban a favor de los atracadores, por lo que no quisieron declarar en su contra.

Cuando comenzó la causa judicial, Nils Bejerot, un psiquiatra analizó la situación y dio origen al Síndrome de Estocolmo. El especialista contó que en una situación de encierro, los rehenes creen que deben agradecerle a los secuestradores, por eso pasan a estar de su lado.

Este ladrón tuvo una gran carrera: condena de seis años que determinó la justicia sueca, en 1998 fue arrestado por contrabando de 49 kilos de anfetamina en Dinamarca, donde estuvo en la cárcel durante 14 años. 

Años después, su país de origen lo seguía buscando. En 2008 fue detenido en Varbeg y lo trasladaron a Bélgica, en donde estuvo cumpliendo su condena hasta el 2018. Actualmente tiene 75 años, está en libertad hace dos años y adoptó el nombre de Daniel Demuynck. Su caso es conocido a nivel mundial, por lo que Netflix estrenó la serie llamada "Clark". Ésta muestra visualmente cómo fue la vida de este polémico criminal. 

La serie del delincuente Clark está disponible en la plataforma de Netflix.

El filme está protagonizado por Bull Skarsgard en seis capítulos y es dirigida por Jona Akerlund, quien se basó en la memoria de Olofsson.