Lala, más conocida como Laura Gelfi, se dedica al mundo culinario y desde hace algunos años es influencer de gastronomía en las redes, pero también, es una de los nietos del recordado actor y cómico, Carlitos Balá. Debido al talento y carisma heredado, decidió dejar su profesión y hace algunas semanas informó que continuara el legado familiar y se lanzara como conductora de un programa televisivo que será dedicado a los más chiquitos de la casa. ¿Se viene una nueva era de Balá?. 

No hay dudas que Carlos Balá marcó a más de una generación de espectadores y fue uno de los pioneros de los segmentos infantiles no solo en nuestro país, sino también del mundo. A lo largo de su carrera ha dejado un sinfín de recuerdos como sus típicas frases, el chupetrometro, entre muchas otras cosas. En sus más de 30 años de trabajo intenso y constante, su familia fue el motor principal y junto a él aprendieron a amar cada momento de humor

Una vida alejada de los medios

Lala es hija Laura, la única hija mujer del capocómico. Desde que nació vivió acompañando a su abuelo a los shows y programas en los que participaba, pero también fue parte de los momentos de inspiración donde nacían los creativos proyectos. A pesar de que siempre estuvo muy ligada al humor, estudió cocina en el Instituto Argentino de Gastronomía (IAG) y se recibió de chef y sommelier.

Si bien su familia era extremadamente famoso, ella decidió seguir su carrera profesional y comenzó a incursionar en el mundo de las redes sociales a través de la cuenta   @lautitacooks. Día tras día gracias a sus videos de recetas fáciles y tips para cocinar, fue conquistando terreno en las aplicaciones y poco a poco fue creando una gran comunidad que hoy supera los 44 mil seguidores en Instagram y 87 mil en TikTok. 

El sueño de seguir el legado 

Luego de mucha reflexión, Laura disidió hacer un gran cambio en su vida y retomó un gran anhelo familiar. Hace algunas semanas, informó a través de las redes sociales está preparando un proyecto televisivo que va a combinar su pasión por la gastronomía y el humor sano que tanto caracterizaba a su abuelo. En este caso, el proyecto se llamará "Mi Casa de Cupcake" y ella será la mismísima conductora que se encargara de hacer viajar a los más chiquitos a un mundo de diversión y compañerismo. 

Este nuevo segmento significó para Carlitos Balá una vuelta al ruedo y un gran orgullo, ya que él supervisó cada uno de los contenidos que se iban a realizar, participó de los ensayos y estuvo presente en la sesión de fotos. Asimismo, a lo largo de los capítulos se pueden encontrar distintos guiños que hacen referencias al querido cómico. 

"Para mí es muy fuerte seguir el mismo camino de mi abuelo; tampoco quiero parecerme a él porque Carlitos es único y así va a seguir siendo, pero sí me gustaría repetir sus enseñanzas y su manera de vivir", comentó Lala en una entrevista y aseguró que Balá le aconsejo que nunca deje de ser agradecida con la gente. 

Antes de tomar la decisión de hacer el programa infantil que va a tener baile, canto, juegos, personajes, y la sección de cocina, la nieta del humorista se preparó profesionalmente como artista y estudio danza, canto y actuación. Asimismo, la joven de 26 años destaca su amor por la enseñanza y la importancia de fomentar los valores que tanto inculcó su abuelo

 

Ver comentarios