La Paz es un pequeño paraje que pertenece al partido de Roque Pérez y tiene un encanto que enamora a los turistas que llegan allí. Está claro que no hay nada mejor que la comida casera y sin dudas esta localidad se destaca por esta peculiar característica. Actualmente, es conocida como la capital de los almacenes de campo y posee los clásicos bodegones rurales que brindan la mejor gastronomía criolla de la provincia de Buenos Aires

Este lugar es ideal para una escapada de fin de semana en familia, ya que queda a solamente 151 kilómetros, dos horas, de la Ciudad. El viaje en auto al pueblo es rápido, directo y seguro. Desde Capital, conducir por la Riccheri y tomar la salida a la Autovista Ezeiza- Cañuelas que luego pasa a llamarse Ruta Nacional 205. A la altura del kilómetro 135 del camino se accede al Corredor que da acceso al punto. Cabe destacar que el circuito turístico está dividido en dos: La Paz y La Paz Chica

A diferencia de otros pueblitos de la provincia, este se formó a raíz de la instalación de la primera pulpería rural "La Paz", que aún continúa en pie y fue habilitada por el propio Juan Manuel de Rosas en 1832. Años después, comenzaron a llegar los primeros inmigrantes italianos e irlandeses al paraje y empezaron a construir sus casas y distintos edificios que hoy son históricos como el almacén de ramos generales. En ese momento, uno de los personajes más relevantes para la fundación del lugar fue  Don Pedro Coltrinari, un italiano que llegó de Ancona en la segunda mitad del siglo XIX. 
 
Gracias al hombre, esta localidad fue conocida como la Italia pampeana porque a pesar de sus pocos habitantes, la zona geográfica y el trabajo rural, los vecinos habían logrado que el punto avance considerablemente. De hecho, instalaron el único cine rural en plena llanura. Como consecuencia de todas estas características y teniendo en cuenta la tranquilidad y seguridad de sus calles, fue bautizada como "La Paz". 
 
La Paz posee construcciones de época que son muy pintorescas dentro del ámbito campestre. 

Como muchos otros pueblos del país, sufrieron momentos de gran bajada de población, pero desde 2011 decidieron cambiar esta cuestión. Para ese año, José Belossi y Alejandra Tagliafico decidieron recuperar el turismo de la localidad bajo el lema “Vení a La Paz”. Junto a los vecinos, le volvieron a dar vida a sus bellos paisajes y poco a poco se transformó en el circuito turístico que es hoy. Teniendo en cuenta el fuerte del lugar, crearon un corredor con almacenes y comedores de campo, que rápidamente fue muy bien recibida por los visitantes. 

Cada punto de La Paz tiene una historia, su tradición y por sobre todo una familia que trabaja detrás para que funcione durante todo el año. Actualmente, posee todas las comodidades necesarias para que el turista se sienta confortado y pueda pasar un fin de semana de descanso. Cabe destacar, que como buen paraje rural, la hora de la siesta es sagrada y en esos momentos, todo permanece cerrado y únicamente podés visitar las construcciones por fuera.

Disfrutar de la tranquilidad del campo es un buen plan para descansar. 

Lugares turísticos de La Paz:  

  Almacén "Don Lalo"

Un negocio bien argento y familiar. Cuenta con mucha historia, desde hace más de 40 años está abierto y continúa siendo atendido por sus propios dueños. Un sitio bien tradicional, ambientado en décadas atrás y con mucha cosas para picar. Podés encontrar desde salamines y queso de campo, hasta miel y conservas realizadas por productores de la zona. Otro impedirle de acá son sus pastelitos de batata y membrillo. 

En "Don Lalo" también podés encontrar vestimenta típica de campo y recuerdos como mates. 

 Almacén "La Paz"

Es el comercio más viejo del pueblo y si o si se tiene que visitar por su valor cultural. Es atendido por la tercera generación de la familia y mantienen vivos los recuerdos de los primeros vecinos de la región, ya que dentro de él se encuentra un museo. Además, allí se ubica el viejo edificio de la oficina de correos. Detrás de esta construcción, también se halla una vieja casa hecha de adobe, con techo de paja y cañas atadas con tientos de cuero.

El almacén "La Paz" es un punto ideal para disfrutar de la tranquilidad del campo. 

Almacén "La Paz chica"

El comercio ideal para comer la mejor comida argentina. Acá se sirven desde empanadas, pastas, asados, costillares y mucho más. También se destacan sus postres sabrosos, sus fiambres regionales y su servicio de cantina con variedad de vinos y bebidas. Como los otros puntos mencionados, este lugar tiene mucha historia y está plasmada en las paredes del establecimiento.

Si bien los dueños actuales de "La Paz chica" no son los originales, mantienen las raíces del lugar intactas. 

Cine Club Colón

Un edificio emblemático en la zona, de hecho, es el único cine rural que continúa en funcionamiento en Argentina. Este punto data de 1933 y fue mandado a construir por el señor Jerónimo Coltrinari. Según se narra entre los vecinos, un solo hombre levanto los cimientos de él. Acá también funcionó un teatro, un salón de baile y una cantina. Actualmente, se realizan las domas, carreras de sortijas, carreras cuadreras y además todo tipo de acontecimientos sociales. 

Este cine es el orgullo de los vecinos de La Paz. 
Ver comentarios