Pedernales es una localidad que está perdida dentro de la provincia de Buenos Aires y es parte del partido de 25 de mayo. Este es uno de esos sitios que pasan inadvertidos, pero que esconden una gran riqueza cultural e histórica que vale la pena conocer aunque sea una vez en la vida. Si querés salir de tu casa y pasar un lindo fin de semana, este paraje es un excelente plan de escapada

Un pueblo típicamente rural donde sus tranquilos campos se llevan la atención de los visitantes que llegan. Ubicado a unos 176 kilometro de Capital Federal y a 45 del reconocido punto turístico, Roque Pérez. Llegar a la zona es muy fácil, rápido y seguro, ya que la distancia es de poco más de dos horas y media en vehículo.

Desde la Riccheri, se toma la salida de la Autopista Ezeiza- Cañuelas. A la altura de dicha ciudad, empalmar con la Ruta Nacional 205 hasta el paraje La Paz y desde allí conducir por la Ruta Provincial 30 que lleva a la entrada del lugar por la Ruta Provincial 40. 

La historia del lugar se remonta a muchos años atrás. Antes que llegaran los primeros pobladores, la zona donde hoy se asentaron las construcciones fue llamada "Pedernales" en relación con el nombre de una laguna que fue descubierta durante una expedición en la época colonia y que estuvo a cargo de explorador, Félix de Azara. Esta tarea había sido ordenada por el Virrey Melo de Portugal en el marco de la conquista de nuevas tierras. Las aguas encontradas eran un oasis en medio de las malezas y grandes árboles del campo bonaerense y se caracterizaba por estar rodeadas de las piedras de pedernal.
 
Como muchos otros pueblos, la llegada del servicio de transporte público de la mano del ferrocarril que pertenecía a la línea General Roca y unía las estaciones Empalme Lobos y Carhué. Estos hechos significaron un gran avance para el área y además, si dio un aumento considerable de la población. Durante la época dorada de la localidad, se hicieron las construcciones más importantes, pero luego, en la década del 90, se llegó al punto culmine con la salida del tren de pasajeros. Si bien se siguieron usando las vías para servicios de cargas, la realidad es que en 2016 se canceló todo.  
La estación de Pedernales quedo abandonada en 2016. 

Actualmente, la localidad tiene 1500 habitantes que viven mayormente de las tareas de campo y ganadería. En cuanto al lugar es muy pintoresco porque reúne construcciones modernas y antiguas. Los vecinos valoran mucho estas características campestres, por eso el ambiente está perfectamente conservadas, de hecho, hay muy pocas construcciones abandonadas o en mal estado. Sus calles de tierra y asfalto son tranquilas y seguras

A pesar de los pocos vecinos que viven en la zona, hay un gran desarrollo en cuanto instituciones y comercios de venta al público. Uno de los locales más destacados es "Casa Aguerre", que es un histórico almacén de ramos generales que data de los orígenes del pueblo y está detenido en el tiempo. Este punto es un clásico del lugar y si o si debe ser visitado por los turistas. Se destaca sobre todo las carnes asadas y las comidas caseras. Cabe destacar las 30 mil botellas antiguas y los elementos de campo como las alpargatas y  mercadería de época. 

Casa Aguerre es el principal atractivo del pueblo. 

Vale la pena mencionar que Pedernales está dividido en dos sectores. De ambos lados, hay dos plazas muy lindas con mucho verde y que tienen juegos ideales para los más chicos. También hay zonas de descanso donde se pueden disfrutar de ricos mates y de masas bien típicas. Frente a una de ellas se puede visitar la parroquia local que es muy llamativa y acogedora. 

En cuanto hospedaje, hay un hotel de campo llamado "Complejo la Rosa". Este punto es ideal para descansar y pasar un tiempo en pareja o amigos, ya que cuenta con todas las comodidades para que el visitante tenga una buena estadía. Por último, cabe mencionar que tiene una oferta gastronómica interesante para todos los gustos y tipos de bolsillos

Pedernales es un lugar sumamente tranquilo y seguro. 
 
Ver comentarios