El bebé de una argentina que estaba de vacaciones en Punta Cana con un embarazo de 27 semanas y dio a luz de manera prematura en un hospital de República Dominicana, falleció en las últimas horas.

De acuerdo a su denuncia y a la de su pareja, Federico Ramos, le retuvieron el pasaporte y ni la tarjeta de crédito ni el servicio de asistencia al viajero quisieron asumir los costos de hospitalización, a pesar de que el servicio contratado incluía atención para embarazadas.

“Se nos fue nuestro bebé y con él nuestros corazones. No queríamos dejar de informarles porque no hay palabras para agradecer tanto cariño y fuerza que recibimos a la distancia”, escribió Marianela Mayol en una historia de Instagram y dio a conocer la terrible noticia.

Marianela y Federico son pareja hace varios años.

El viernes 3 de junio, la mujer comenzó con contracciones. De inmediato, fue trasladada a un hospital y tuvo un parto prematuro, de emergencia. El bebé fue derivado a neonatología y sufrió tres paros cardíacos en las horas posteriores al parto. Había comprado los pasajes con una tarjeta de crédito con la que le otorgaban el seguro médico y contrató además una cobertura extra con otra empresa, según detalló a los medios locales.

Cuando comenzó con trabajos de parto, la tuvieron que internar de urgencia en el Hospital IMG de República Dominicana, donde en las últimas horas ya le dieron el alta.

Conmovedor relato 

Según su relato, tanto la tarjeta de crédito como la empresa de seguros que contrató se niegan a afrontar los gastos de la internación en Punta Cana.

"Cumplimos con todos los requisitospara contratar el seguro, como pagar el viaje con esa tarjeta y nos enviaron un certificado de cobertura, pero ayer me dieron el alta médica y no me dejan salir del hospital; tienen los pasaportes retenidos y no me dejan ni bajar al segundo piso (a neonatología) porque el seguro no envía el certificado de garantía de que se harán cargo del pago", dijo Mayol a MDZ.

Por último, la mujer dio a conocer que en una de las comunicaciones que mantuvo con el seguro médico le indicaron que "probablemente el bebé no tenga cobertura, porque no se contrató un seguro para él, con los datos suyos".

"No se sacó el pasaje aéreo con la tarjeta, algo ridículo, porque viajó en la panza", relató. Hasta el momento, no llegó al hospital la documentación que piden para que la pareja puedan liberarse de la situación.

“Nos dicen que les firmemos unos papeles en blanco como documentos para que puedan dejar el hospital, pero no sabemos después cuánto dinero pueden reclamarnos”, explicó su madre. Y denunció que todo se trata de “una situación de abandono vergonzosa e inentendible”.

Ver comentarios