Vivieron la peor y la más indeseable de las experiencias: la pérdida de un hijo por culpa de un borracho a bordo de un auto, al cual no le importó el prójimo. Con base en esa tan triste e indignante tragedia, estas madres y estos padres del dolor tienen pleno conocimiento de causa respecto del arma mortal que representa un vehículo conducido por un ebrio al volante.

 Por esta razón han puesto en marcha una campaña de concientización para que aquel que conduzca no consuma alcohol previamente, y también respecto de la importancia de una ley que establezca alcohol cero al volante.

Son siniestros viales porque en el caso de mi hijo, quien lo atropelló estaba alcoholizado, y es una irresponsabilidad plena. Manejar bajo los efectos del alcohol es un combo mortal y un acto criminal”. Es Susana Lazzaro quien brindó este testimonio a Crónica, con los argumentos propios de haber atravesado la muerte de su hijo Federico Damián Aguirre Lazzaro, de 34 años, el 17 de febrero de 2019.

 

En aquella circunstancia, Federico transitaba en su moto por el cruce de Casteglione y Juárez, cuando fue embestido por un vehículo que circulaba a 100 km por hora, conducido por Alexis Quiroga, quien presentaba 2 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo permitido es 0,5.

Pero Susana, como tantos otros seres queridos, piden que quien maneje no beba, puesto que considera que “es lo más acertado y prudente que se puede hacer para salvar vidas porque el alcohol al volante mata, ya que está comprobado que una copa transforma la realidad”.

Atropellaron a su hijo y ahora busca concientizar sobre el alcohol al volante

En la misma línea, Enrique Schott remarcó que “el alcohol es un anestesiante, y excita al conductor, quien se cree que está bien, pero en realidad no, porque se disminuyen los reflejos”. Bajo esta convicción, Enrique encabezó el último sábado una jornada que apuntó a transmitir esta problemática.

La misma se llevó a cabo en El Bolsón, Río Negro, en la misma ciudad donde su hijo, Juan Schott, fue arrollado, junto a otros dos amigos, por Francisco Chávez, quien conducía ebrio, en enero de 2011. Los tres murieron, y desde entonces los padres de Juan realizan diferentes actividades con el lema “Alcohol cero al volante”.

 

Un mensaje que no fue bien recibido por los dueños de bares y recintos gastronómicos, ante la creencia de que ello les significaría una gran pérdida de clientes. En este sentido, Enrique enfatizó que “eso es mentira. Ellos hablaban de valores económicos, pero quedó demostrado que no los afecta económicamente porque hoy hay más cervecerías en El Bolsón. Se debe dejar de pensar en lo particular y pensar en el otro”.  Al mismo tiempo, Susana Lazzaro manifestó que “estamos pidiendo que no consuma alcohol la persona que conduzca, no una ley seca”.

Mataron a jóvenes por conducir en estado de ebriedad

En tanto, Sabrina Mascarello, mamá Lucas Emanuel Peralta Luna, atropellado el 10 de julio de 2020, aseguró que “todos queremos salir, todos queremos festejar y tomar, pero tenemos que ser conscientes de que en estado de ebriedad nuestros sentidos no son los mismos. Puesto que te subís a un vehículo y puede ser la última vez para vos o para otros”.

Su hijo estaba detenido con su moto en la esquina de Serrano y Corrientes cuando lo alcanzó el auto de Sebastián Di Pietro, quien conducía con 1,9 gramos por litro de alcohol en sangre.

La Asociación Madres del Dolor se reunió con el ministro de Transporte bonaerense para trabajar en la ley de tolerancia cero (Facebook).

Ante semejantes antecedentes, la organización Madres del Dolor impulsa la campaña “alcohol cero en sangre”, a la cual ya se sumó el ministro de Transporte bonaerense, Jorge D’Onofrio.

 

En referencia a la posibilidad de lograr esta misión en todo el país, la titular de dicha entidad, Viviam Perrone, reveló que “al principio cuando comenzamos con esto lo veíamos complicado. Hoy esa impresión cambió”. No obstante, tienen en claro que “falta mucho por hacer para generar conciencia”, como expresó Germán, director de la murga Cachivaches de la Ilusión, a la que asistía Hernán, de 15 años, arrollado por dos motochorros el pasado 1° de enero, en Necochea.

Recordemos que la Organización Panamericana de la Salud, la Facultad de Medicina de la UBA, 53 entidades científicas del país y 8 de cada 10 personas están de acuerdo con una ley de alcohol cero al volante. La iniciativa busca dar un mensaje claro sobre los riesgos de conducir bajo los efectos del alcohol, presente en uno de cada cuatro siniestros viales.

Por M. R.

Ver comentarios