Mientras realizaba su recorrido habitual de todos los días, Xavier Emiliano Rubilar se encontró con una emotiva carta que lo conmovió por completo. Al leer sobre la desesperada situación en la que se encontraba el hombre, Xavier decidió hacer algo para ayudarlo.

"Por favor, no me corten la luz, me quedé sin trabajo. Estoy solo con mis dos hijas. En cuanto pueda voy a pagar la luz. Por favor y gracias", decía la carta que había dejado el hombre desempleado en el medidor de una luz, para que no le corten el servicio de luz.

El pedido de ayuda del hombre.

El lecturista de Edesal, una empresa eléctrica de San Luis, decidió difundir su mensaje, con el objetivo de recolectar dinero para ayudar al hombre que dejó la carta. El hombre aprovechó la enorme repercusión que pueden tener las redes sociales, y no solo mostró la desesperada carta que había dejado el hombre, sino que también pidió que lo ayuden a pagar su deuda.

"Esta carta la encontré en la caja del medidor en La Punta", comenzó diciendo el mensaje viral de Xavier, y continuó: "Me gustaría darle una mano a este hombre, él no sabe nada, ni va a saber quién se la pagó, pero se va a encontrar con un lindo regalo para el Día del Padre. Ayúdenme por favor".

Xavier Emiliano Rubilar comenzó una colecta en sus redes sociales.

El gesto que conmovió a todos

El lecturista de la empresa eléctrica recibió la ayuda de una enorme cantidad de personas, entre ellos, la organización "Musawa Musawa Movimiento Solidario".

Junto a aquella organización, Xavier comenzó a llevar a cabo oficialmente la colecta para el hombre desempleado. A través de Mercado Pago, las personas dispuestas a ayudar enviaban dinero para pagar los $32.999 que el hombre adeudaba.

La ayuda llegó rápidamente, y en pocos días pudieron recaudar todo el dinero, logrando pagar las cuatro boletas adeudadas. "Ya se le entregó este hermoso regalo del Día del Padre a este hombre", escribió el responsable de la colecta en sus redes sociales.

 

Luego de dar a conocer la gran noticia, Xavier dio algunos detalles de la reacción del hombre que se había quedado sin trabajo: "Pude comunicarme con él personalmente y realmente les agradece de corazón. Con los ojos brillosos me contaba que al enterarse ayer por Musawa Musawa lo que había sucedido no lo podía creer y lloraba junto a una de sus hijas", contó.

Para finalizar su mensaje, Rubilar se mostró agradecido a Dios por haberle puesto la carta en su camino: "Gracias a Dios llegó esa carta a mis manos y entre todos, le dimos una mano", escribió muy emocionado en sus redes sociales.

Ver comentarios