Un vuelo a Puerto Madryn habitual se convirtió en el escenario de un inesperado homenaje para dos excombatientes de la Guerra de Malvinas. Todos los pasajeros del avión aplaudieron y celebraron a los hombres, que ante el momento emotivo rompieron en llanto. El video del reconocimiento se viralizó en las redes sociales.

Este año se conmemoró el 40 aniversario del conflicto bélico, que comenzó el 2 de abril de 1982 y quedó en la memoria de todo el país. Algunos de los soldados perdieron su vida en el campo de batalla y otros lograron volver a casa, donde continuaron una lucha incansable por el reconocimiento que merecen sus heroicos actos. 

De esta manera, los pasajeros y tripulantes de un avión homenajearon a dos excombatientes de Malvinas que viajaban desde Buenos Aires hacia Puerto Madryn. El momento emotivo en el aire fue capturado por varias personas y se viralizó rápidamente.

 

Las imágenes las compartió el también veterano Guillermo Huircapán y allí se puede ver que el viaje con destino la ciudad chubutense no era uno más para los dos excombatientes de Malvinas

Los pasajeros que recibieron el cariño especial de todo el vuelo también habían llegado a Puerto Madryn el 19 de junio de 1982, en lo que se conoció como “El día que Madryn se quedó sin pan”.

Con un mensaje a través del altoparlante, el capitán de cabina sorprendió a todos con sus palabras. “El 19 de junio es una fecha que para muchos de ustedes no tendrá ningún significado especial, pero si para dos de nuestros pasajeros que son Jorge Podesta y Patricio Luzzo, queridos veteranos excombatientes de Malvinas”, comenzó.

 

En ese segundo, todos los pasajeros a bordo comenzaron a aplaudir y durante varios segundos los dos excombatientes recibieron el homenaje que se merecen. Varios utilizaron su teléfono para filmar el episodio especial y registraron las lágrimas de emoción que no contuvieron Podesta y Luzzo.

Las historia del regreso al país de los combatientes de Malvinas

Del mismo modo, el capitán también contó que ambos llegaron al continente en el buque británico Canberra luego abandonar las Islas Malvinas cuando se perdió la Guerra. El destino de los dos era incierto y no sabían si los llevarían a Montevideo o a Gran Bretaña.

Sin embargo, finalmente, a las seis de la mañana del 19 de junio de 1982, más de 4000 soldados argentinos desembarcaron en Puerto Madryn.

Como se mencionó anteriormente, la fecha tiene un nombre particular porque cuando los habitantes de la ciudad se enteraron que los combatientes llegaron al continente, corrieron a recibirlos agradecidos por todo lo que hicieron por la patria.

 

En la jornada conocida como "El día que Madryn se quedó sin pan", algunos vecinos alcanzaron a darles comida, unas palabras de aliento y abrazos a los jovenes recién llegados del combate. 

Y si bien el encuentro luego fue obstaculizado por las órdenes de la cúpula militar, ese día quedó grabado para siempre en la memoria de la ciudad que fue la primera en acoger y alimentar a los jóvenes que pelearon en Malvinas.

Cuatro décadas después, Jorge Podesta y Patricio Luzzo volvieron a viajar a Puerto Madryn para conmemorar esa fecha tan especial, y fueron aplaudidos por todos los pasajeros y tripulantes del avión de Aerolíneas Argentinas.

Ver comentarios