Más allá del mal momento que atraviesa la humanidad con falta de valores y desprecio por el otro, todavía existen algunas personas que tienen nobles sentimientos y terminan dando el ejemplo a pesar de todo, como el ocurrido hace días en un programa de televisión.

El episodio tuvo lugar en "Los 8 escalones del Millón", donde un participante ganó el premio que otorga el programa de Guido Kaczka, pero decidió cederle su lugar a su competidora, Noelia Ozuna, que atraviesa una delicada situación económica.

Lo cierto es que actualmente, Noelia es cartonera y hasta hace un par de años, se dedicaba a cuidar ancianos, pero en agosto de 2020 ella y su marido se quedaron sin trabajo. Sin el ingreso económico laboral, perdieron la casa y tuvieron que irse a vivir a lo de su prima Berenice.

Después, pudieron construir una pequeña casilla de madera en el terreno que le prestó su pariente y en la actualidad, la mujer vive en la localidad de Merlo con su marido Daniel y con sus hijos Madeline y Juan. También hace capacitaciones sobre violencia de género y manifestó que su sueño es "darle un techo fijo a los hijos".

Solidaridad ante todo

Conmovido por la dura historia de vida de su contrincante en la final, el ganador del programa de juegos se sinceró: "La verdad que la pasé muy lindo, pero le quiero ceder el lugar a ella (por Noelia). Se lo doy porque me gustó mucho su historia".

Y después, el ganador continuó diciendo que "la fuerza que tenés y todo lo que hacés por tus hijos. Yo siempre digo que mi hijo hace que yo quiera ser mejor persona cada día. Esto es lo que pude, hijo. Así que le dejo el lugar a ella".

Noelia agradeció el gesto y los panelistas se fundieron en un aplauso conmovido ante semejante gesto de grandeza y solidaridad. "¿Volvés por los 2 millones?", le preguntó Guido sobre el final, a lo que la mujer respondió afirmativamente.