Gran Hermano fue por lejos uno de los realty shows que marcaron la televisión argentina en sus épocas de esplendor, y es por esto que sus exparticipantes y campeones son recordados con cariño y gracia cuando reaparecen públicamente luego de tantos años.

Sin embargo, en el caso de Tamara Paganini, ocurrió una situación diferente. Pocos días atrás, la actriz que concursó en el programa televisivo se mostró en su cuenta oficial de Instagram con un detalle bastante llamativo en el rostro: tenía moretones morados en los ojos.

Por supuesto que esas dolorosas marcas no pasaron desapercibidas para los fanáticos de la mediática, que sin chistar le consultaron de forma insistente qué le había ocurrido y por qué lucía así.

A medida que la tensión y la preocupación crecían, empezaron a circular rumores de que la ex Gran Hermano había sufrido violencia de género por parte de su pareja, y a raíz de estas habladurías, la famosa decidió romper el silencio y publicó un video de un vivo en su cuenta de Instagram explicando su situación.

De acuerdo con su versión, recientemente se sometió a una blefaroplatía inferior, una cirugía que ayuda a rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Tamara Paganini desmintió haber sido “golpeada” por su novio, y aclaró: “Tampoco fui golpeada por ningún hombre, ninguna mujer, ni ningún animal. Me saqué las bolsas de los ojos”.

“No puedo expresar mucha alegría ahora porque no me andan los ojos. Los tengo adormecidos por la medicación”, aclaró la ex Gran Hermano. “Yo estoy media drogada todavía, pero... ¡ay... que hermosa pastilla!”, añadió.

Me estoy poniendo cubitos hechos con manzanilla para desinflamar.

Finalmente, la diva se animó a bromear sobre la situación para calmar las aguas e incluyó un chiste en la descripción de su posteo de Instagram donde dice: “Me operaron las bolsas. Sí, al fin. Me hubiese venido bárbaro para Halloween.