El Banco Central de la República Argentina (BCRA) aplicó una nueva suba de las tasas de interés y el Plazo fijo tradicional continúa siendo la herramienta más utilizada para los ahorros en pesos de muchos argentinos. Y aunque el Plazo fijo UVA puede “ganarle” a la inflación, muy pocos lo utilizan.

Los pequeños inversionistas o aquellos que llegan a fin de mes con algunos ahorros depositan su confianza en el viejo y conocido plazo fijo. Lo hacen a pesar de las diferentes opciones para darle batalla al aumento de precios.

 

Cabe recordar que el último movimiento de tasas del Banco Central fue el 15 de septiembre pasado. Una medida para que los plazos fijos para personas humanas que depositan hasta $10 millones reciban una tasa nominal anual (TNA) del 75%.

Esta nueva cifra equivale a una tasa efectiva mensual del 6,16%. Sin embargo, se trata de un número que es inferior a la inflación del 7% en agosto. Y del mismo modo, el porcentaje se ubica por debajo de las proyecciones de los precios para septiembre.

El Banco Central subió las tasas de interés para el Plazo fijo.
El Banco Central subió las tasas de interés para el Plazo fijo.

Por el contrario, la alternativa del plazo fijo UVA genera una ganancia para el ahorrista que está “atada” a la inflación más un margen del 1% anual. Si bien se ve como una propuesta ideal, hay un detalle clave que no convence a los pequeños inversores.

Del mismo modo, tenemos que mencionar que la falta de promoción y publicidad por parte de los bancos provoca que los plazos fijos UVA no sean populares y poco conocidos para el público.

Esperar 90 días o "precancelar" sin ganarle a la inflación

Aquellas personas que tengan unos pesos para invertir deben considerar que esta herramienta consiste en dejar el dinero depositado durante 90 días para recibir una ganancia que le gane a la inflación.

Sin duda, esta es una de las limitaciones que tiene el plazo fijo UVA para muchos argentinos que eligen la opción tradicional. 

También debemos señalar que existen los plazos fijos UVA “precancelables”, los cuales se pueden desarmar cuando se cumplen los 30 días.

 

Sin embargo, si se retira el dinero al mes, el ahorrista no recibirá una ganancia ajustada por inflación, sino un retorno calculado por la tasa nominal anual del 71%.

Por el contrario, si en algún momento el BCRA vuelve a subir la tasa de interés de los plazos fijos tradicionales o la inflación registra una caída importante, el ahorrista en plazo fijo UVA tendrá que esperar tres meses para arrepentirse de su inversión.

Ver comentarios