Luego de varias semanas de álgidas movilizaciones en reclamo de nuevas medidas que pongan el foco en la clase trabajadora y en los sectores más vulnerables de la sociedad, las organizaciones de izquierda confirmaron una nueva semana de lucha y cortes en la capital del país. 

La Unidad Piquetera acordó marchar el próximo miércoles 10 de agosto al mediodía de frente a la Casa Rosada, solicitando no solo la creación de nuevos puestos de trabajo y el impulso de los planes sociales, sino también una reunión con el recientemente nombrado superministro Sergio Massa, para debatir sobre las medidas propuestas desde que la asunción del cargo.

En los últimos días, los referentes piqueteros Silvia Saravia (Barrios de Pie- Libres del Sur), Eduardo Belliboni (Polo Obrero) y Mónica Sulle (MST Teresa Vive) rechazaron el paquete de medidas que anunció el titular del Palacio de Hacienda. Entre ellas, la continuidad del acuerdo con el FMI, el congelamiento del ingreso de empleados públicos, topes a los subsidios de tarifas energéticas y una auditoría para los planes sociales.

 

El plan de lucha de la Unidad Piquetera será parte de nuestra deliberación porque las medidas anunciadas por Sergio Massa solo prometen más tarifazo y ajuste para los trabajadores y jubilados”, detalló Belliboni, quien esta semana también aseguró que “el gobierno del Frente de Todos empoderaba al hombre de la embajada de Estados Unidos”, por el nuevo ministro de Economía.

Sulle, por su parte, opinó que “se viene más ajuste” y que “las partidas sociales, las licitaciones por alimentos, todo eso depende de Economía. Por eso queremos hablar con la fuente, que en este caso es Massa. Necesitamos que nos diga qué van a hacer, porque tenemos un problema grave”.

Las organizaciones sociales de izquierda anunciaron que volverán a marchar esta semana

Tras el fracaso de las negociaciones con la ex ministra de economía, Silvina Batakis, reubicada como presidenta del Banco de la Nación, la Unidad Piquetera volverá a insistir por el incremento del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM), hoy fijado en los 45,5 mil pesos, para que alcance la Canasta Básica, y un bono de emergencia de $ 20.000 que cubra al menos en parte la pérdida de ingresos entre los sectores populares.

En concreto, la izquierda pide un piso salarial de $105.000, pensando que un aumento del salario mínimo también repercute en las jubilaciones y planes sociales. Todo esto teniendo en cuenta que el 18 de agosto se reunirá el Consejo del Salario para debatir las modificaciones en los ingresos de la clase trabajador.

 

 

Cronograma de piquetes

La primera manifestación será el miércoles 10 de agosto, organizada por la Unidad Piquetera. Por el momento, todavía no está definido el recorrido de la movilización, pero se espera que concluya en Plaza de Mayo.

La Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero- Polo Obrero resolvió este sábado que marchará el próximo 17 de agosto, el mismo día que lo hará la Confederación General del Trabajo (CGT), pero en movilizaciones separadas.

Seremos parte de una manifestación alternativa con banderas propias, en unidad de ocupados y desocupados”, indicó Belliboni.

A la espera de que posiblemente se sumen a este plan de lucha el resto de las organizaciones piqueteras, el líder del Polo Obrero planteó la necesidad de “llamar a un paro nacional” y concluyó: “Se trata de que los trabajadores intervengamos en la crisis con nuestras reivindicaciones y debatamos una salida en nuestros términos, que son opuestos a los del FMI con cuyo plan de ajuste coincide toda la dirigencia política de la falsa grieta”.

 

Ver comentarios