Los restos de las cinco víctimas fatales del trágico incendio registrado en un departamento del barrio porteño de Recoleta serán inhumados este viernes en el Cementerio Judío Sefaradí Bene Emeth de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora.

Se trata de la familia ortodoxa judía que falleció como consecuencia del siniestro ocurrido durante este jueves a la madrugada que, además, provocó decenas de personas heridas, algunas de las cuales siguen graves.

  <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Incendio'>Incendio</a>   <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Recoleta'>Recoleta</a>
Así quedó el edificio de Recoleta, horas después de la tragedia (Crónica/Hernán Nersesian).

Voceros del caso informaron a Télam que los integrantes de la familia fallecidos en el incendio son Sofía Kabudi y sus hijos Rafi Jabbaz, de 3 años; Orly Jabbaz, de 7; y Esther Jabbaz, de 9. También murió en el siniestro Camila Jabbaz, de 17 años"El padre de la familia, Ioni Jabbaz, (de 52 años) se encuentra intubado en terapia intensiva", detalló la Agencia Judía de Noticias.

Todos ellos vivían en un departamento de un ambiente que abarcaba todo el séptimo piso del edificio situado en la calle Ecuador 1026, donde se desataron las llamas que más tarde se extendieron al superior.

Si bien todavía no confirmaron la hora, sí explicaron que la ceremonia de inhumación se realizará "mañana, antes del shabat", la jornada de descanso que los integrantes de la fe judía ortodoxa realizan entre la primera estrella de cada viernes y la salida de la misma, el día sábado siguiente.


El titular del SAME, Alberto Crescenti, precisó que en total fueron asistidas 35 personas que se derivaron a seis hospitales porteños. Por su parte, los cinco fallecidos habían sido rescatados con vida y murieron cuando eran derivados a los centros de salud.

¿Cuál fue la causa del origen del fuego?

Mientras tanto, continúan las tareas en busca de determinar las causas del fuego, que aún se desconocen. El fiscal porteño Sebastián Fedullo que estuvo presente en el lugar del hecho, reconoció en diálogo con la prensa que a pesar de que todavía no se conoce el resultado de las pericias para saber qué provocó el fuego, “preliminarmente, todo apunta a que sería algo accidental”.

El instructor del caso informó que ya solicitó pericias para averiguar el origen del incendio que se desató en el séptimo piso del edificio.

Para ello, trabajan el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad junto con Bomberos porteños, personal de Criminalística de la Policía de la Ciudad y también de la empresa que provee electricidad al departamento.

“Recién mañana (por este viernes) podría haber novedades”, estimó el funcionario, que, además descartó la existencia de una explosión previa en el sitio de la tragedia.

"No hubo explosión de ningún artefacto", afirmó en referencia a la posible hipótesis de la falla de un caloventor. “No se encontró ningún caloventor”, comunicó. Y reiteró que “no hay nada eléctrico ni de gas que haya explotado. Sí explotaron vidrios, pero eso fue producto del fuego generado”.

Fuente: con información de la agencia de noticias Télam.