La NASA anunció que en su misión "Mars 2020 rover" que despegará en julio de ese año con destino al planeta rojo estará enviando un "pequeño helicóptero autónomo" para "demostrar la viabilidad y el potencial de vehículos más pesados que el aire" en la atmósfera del cuarto planeta del Sistema Solar

"La idea de un helicóptero volando por los cielos de otro planeta es emocionante. El helicóptero de Marte es muy prometedor para nuestras futuras misiones de ciencia, descubrimiento y exploración a ese lugar", dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine.

 


 
El drone, que comenzó a ser diseñado en 2013, "pesa 1.8 kilogramos y tiene el tamaño de una pelota de sóftbol", mientras que sus hélices duales girarán a alrededor de 3.000 revoluciones por minuto, aproximadamente 10 veces más rápido que un helicóptero normal.

"Después de que los hermanos Wright demostraron hace 117 años que el vuelo controlado, sostenido era posible aquí en la Tierra, otro grupo de pioneros puede demostrar que lo mismo se puede hacer en otro mundo", comentó el administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA, Thomas Zurbuchen.

Según el sitio de la agencia espacial, el helicóptero también contiene capacidades integradas necesarias para operar en Marte, incluidas las células solares para cargar sus baterías de iones de litio, y un mecanismo de calentamiento para mantener el calor durante las frías noches marcianas. 

"El récord de altitud para un helicóptero volando aquí en la Tierra es de aproximadamente 40,000 pies. La atmósfera de Marte es solo un uno por ciento de la de la Tierra, así que cuando nuestro helicóptero está en la superficie marciana, ya está en un equivalente a 100,000 pies de altitud terrestre", explicó Mimi Aung, gerente de proyecto de Mars Helicopter.

En ese sentido, agregó que "para hacerlo volar a esa baja densidad atmosférica, hubo que hacerlo lo más ligero posible y al mismo tiempo ser tan fuerte y potente como sea posible".