Un poste caído en Berazategui y varios vecinos sin luz

Tengo 13 números de reclamos de Edesur y más de 20 llamados al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) por un poste que está caído desde el 17 de enero en Berazategui, cuyos cables están apoyados en el techo de una vivienda. Hasta el momento sólo nos han mandado cuatro cuadrillas para sacar fotos y una para cortar el servicio para tres manzanas. Es decir, ninguna se acercó a la zona con intenciones de solucionar este problema. Necesitamos alzar la voz ante la indiferencia de la empresa que tiene que reparar esto y que aún no lo hizo, dejando a una gran cantidad de familias sin luz, que deben soportar las altas temperaturas como pueden mientras trasladan alimentos de un lado a otro para evitar perderlos. Además, convivimos con el peligro de tener un poste caído y los cables sueltos. PABLO DE LA FUENTE, DNI 22.209.635.

El poste sigue sin arreglarse.

Reclamo por la instalación de una rampa para discapacitados en la Villa 20

Acudo al Diario Crónica para hacer público un problema que tengo desde 2009 y no logran resolverlo. Mis dos padres son discapacitados, se manejan en sillas de ruedas y necesitan que la infraestructura de la Villa 20, zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sea la adecuada. Sin embargo, no hay rampas para las sillas y las veredas están destruidas. En aquel año mi padre presentó una queja formal en la Unidad de Gestión e Intervención Social (UGIS) y nadie le brindó una solución, por lo que este año decidí dirigirme al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) para volver a reclamar.

No exagero que habré ido al IVC unas 30 veces en las últimas semanas, y lo más irónico es que a 700 metros de mi casa se está urbanizando la Villa Olímpica y se están haciendo importantes obras. Hace pocos días se rompió un caño maestro en la calle de mi casa y nadie vino a arreglarlo todavía.

Por otra parte, hace unos años, la falta de rampas agravó aún más la situación de mi padre, quien sufrió la amputación de la única pierna que le quedaba, producto de una fuerte caída en la vereda mientras iba a un control de rutina. Exijo una solución urgente para que mis padres puedan vivir mejor. RODRIGO PEDRAZA, DNI 26.116.417.

Quejas por un basural en Monte Chingolo

La situación que estamos atravesando los vecinos de Monte Chingolo, en Lanús, es muy preocupante. Hay un basural en Donato Álvarez y Lynch, que genera un olor nauseabundo y la presencia de roedores en la zona, por lo que estamos expuestos a contagiarnos enfermedades. Además, esto ocurre a pocos metros de un colegio, y en época escolar, los chicos deben pasar por el medio de calle corriendo el riesgo de sufrir un accidente. Necesitamos por favor que alguna de las autoridades municipales se haga eco de este reclamo, porque los vecinos no podemos seguir viviendo de esta manera. FERNANDO OVIEDO, DNI 35.632.613.

 

Discriminación en un colectivo

Quiero denunciar un acto de discriminación al que me tengo que exponer cada vez que viajo en el colectivo 204, de Escobar a Campana. Suelo hacerlo dos veces por mes y voy con mi hijo y con mi hija, que sufre una discapacidad. El asunto es que cuando llega el interno que tiene aire acondicionado, ese chofer me dice que no puedo subir con el pase que tenemos nosotros. Aún no entiendo por qué y ni siquiera él me sabe explicar los motivos de su negativa a dejarme viajar. Nos hace bajar y nos habla de manera agresiva. Me comuniqué en reiteradas oportunidades con los inspectores y me dicen que están al tanto de lo que hace el chofer, pero nadie me da una solución a mi problema. Realmente es muy feo lo que está pasando, porque lo que sentimos es que somos discriminados. MARÍA FERNANDA BLUA, DNI 23.537.671.

Equipos de bombeo rotos en La Plata

Hace más de tres meses que los vecinos del Barrio Altos de San Lorenzo en La Plata no tenemos ni una gota de agua. Esto ocurre porque hay dos equipos de bombeo que no funcionan y ninguna autoridad dio la orden para repararlos. Es muy grave lo que está pasando, porque estamos atravesando una época de altas temperaturas y no podemos vivir sin una de las necesidades básicas del ser humano.

Esta es una zona muy humilde, ubicada en las afueras de la ciudad capital. Hay muchas familias, con niños y gente mayor, que se las están rebuscando día a día para sobrevivir. Estamos cansados de reclamar y que nadie nos dé una solución. RICARDO AALAY, DNI 5.209.103.

Pagar por trabajos municipales

Vivir en la localidad de Libertad, partido bonaerense de Merlo, es un duro desafío. Más allá de las denuncias que hice, ninguna de las autoridades se percata de cómo vivimos los vecinos. Yo pago el impuesto municipal por una calle que es de tierra (Boulogne Sur Mer al 300, esquina Vieytes) y por donde ni siquiera puede pasar el recolector de residuos.

Además, le tengo que pagar a un hombre en forma particular para que haga el trabajo que tiene que hacer el Municipio. ¿Cómo es esto? Lo llamo dos veces por mes para que saque los desechos de la acequia, sino voy a tener problemas en mi casa, donde no tengo ni cloacas ni agua de red. MANUEL GALERA, DNI 11.066.555.

 

"Juegan con la salud de los niños"

Llevé a mi hijo de dos años a la guardia del Hospital Ramón Carillo de San Vicente porque tenía mucha fiebre y no lo atendieron. Fui el viernes y el médico estuvo muy ocupado durante dos horas y nunca apareció; volví ayer y me dijeron que el pediatra, que tenía que entrar a las 9 de la mañana, ni siquiera había ido. Anteriormente había pedido turno y me comunicaron que no había disponibilidad.

Estamos muy indignados por esta situación. A raíz de esto, recorrí todas las salitas de San Vicente, algunas están cerradas y otras no tienen pediatría. Entonces, no me quedó otra opción que tomarme dos colectivos con mi nene, en ese estado, para ir hasta el Hospital de Brandsen.

Es muy preocupante lo que está pasando y cada vez son más los vecinos que presentan quejas contra dicho nosocomio. No tenemos cómo defendernos y sentimos que las herramientas con las que contamos son los medios. No puedo hacer algo que no me corresponde. Nos cierran todas las puertas y juegan con nuestra salud. ROBERTO GASTÓN ÁLVAREZ, DNI 23.770.840.

Se intoxicó en la Fiesta de los Pescadores

El viernes asistimos con mi familia a la Fiesta de los Pescadores en Mar del Plata, pero la noche terminó de la peor manera, pues me llevaron a la Clínica Colón de urgencia tras intoxicarme con un plato de arroz con calamares que nos dieron en el evento. Además, me subió la presión. La atención de los prefectos fue excelente, pero el lugar no contaba con personal de atención médica, por lo cual esperamos una ambulancia que nunca llegó y tuvimos que ir por nuestra cuenta. El cliente está totalmente desprotegido, no hay seguro ni control bromatológico ni tampoco vi matafuegos.

Fuimos a pasar una linda noche en familia pero no lo pudimos hacer y terminamos en una clínica. Creo que deberían cuidar más al cliente o al menos tomar las precauciones en caso de que ocurra algo similar. DANIELA LAURA CANELAS, DNI 25.805.640.