Un terreno de 35 metros de largo por 12 metros de ancho, ubicado al fondo de la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, fue el origen de un conflicto familiar que terminó en amenazas de muerte, ataques físicos, una perimetral y una denuncia que descansa en el Juzgado de Familia de San Justo, provincia de Buenos Aires. 

"El pedazo de terreno" que está en disputa, según contó Priscila Balbaceda en diálogo con cronica.com.ar, está ubicado en la calle Raulies al 8027, en el barrio Don Juan, de la citada localidad. Esta parcela de tierra es un terreno fiscal que pertece a su marido y los hermanos, mencionó Balbaceda, de 28 años.

Sin embargo, la denunciante expresó que desde que la hermana de su marido se quedó sin casa, les reclama la totalidad del terreno, incluida la superficie en la que Priscila tiene construida su casa de material, donde vive junto a su marido y sus dos hijos. "Nosotros hace seis años que vivimos acá, es el sacrificio de mucho tiempo", destacó a este medio.

Desde marzo del año pasado, Priscila, su marido, y sus dos hijos se convirtieron en víctimas de un hostigamiento constante de parte de la integrante de su propia familia.

Aunque en un principio, Priscila confiesa que creyó que "la locura se le iba a pasar", más bien ocurrió todo lo contrario. La violencia física se plasmó en amenazas de muerte, no sólo verbales, sino también físicas. Según expresó la denunciante, la acusada los persigue y en más de una oportunidad se presentó armada a su casa, donde intentó agredirlos.

Algunos de los elementos que encontró en su casa, tras sufrir el ataque. 

"Entró al domicilio a donde estaba con mis dos hijos y me empezó a tirar con cascotazos mientras me reclamaba el pedazo de terreno", detalló Priscila a la vez que advirtió, que en esa ocasión tuvieron que intervenir los vecinos para frenar el ataque.

"Otra vez entró a mi casa con cinco hombres y me rompieron todo, me hicieron un desastre", agregó.

"Me decía que me iba a matar que esto no iba a quedar así", expresó la joven de 28 años, que desde ese entonces es presa del pánico.

Es que la acusada, vive a unas pocas cuadras de su casa, por lo tanto, son amplias las posibilidades de encontrársela. Incluso, la semana pasada, cuando Priscila llevaba a sus hijos al jardín de infantes se la cruzó en la vía pública, y esta le mostró un arma blanca que llevaba encima mientras la amenazó de muerte. "Me dijo que me iba a abrir toda", comentó.

Además, enfatizó que ellos no se niegan a darle la parte que le corresponde. Incluso dividieron "con chapas" los dos terrenos. Pero al parecer no fue suficiente.

 "Nos sentimos hostigados. No sé que más hacer para que se quede tranquila", concluyó Priscila que espera con ansias que cuanto antes se ponga en vigencia la perimetral que le concedió la Justicia. 

La denuncia realizada en el Juzgado de la Familia, San Justo. 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos