Netflix sigue apostando a la ola surcoreana para generar éxitos en su plataforma, y su más reciente proyecto acaba de estrenar en el servicio de streaming. Después del éxito global de "El juego del calamar", la compañía continuó invirtiendo en creaciones originales del país asiático, y hasta el momento no fue defraudado.

Después del estreno de "La casa de papel: Corea" y el sorpresivo éxito de la miniserie "Woo, una abogada extraordinaria", Netflix vuelve a apostar por el género de acción con una nueva película surcoreana: "Carter". El estreno llegó a la plataforma este viernes 5 de agosto, y ofrece 132 minutos de pelea, sangre y acción.

 

 

De qué trata "Carter" el nuevo estreno de acción de Netflix

 

Apenas 10 meses después de firmar la paz entre Corea del Norte y Corea del Sur, un peligroso virus se esparce por la península coreana. La infección "DMZ" genera en los infectados "comportamientos similares a los de los animales" y aumenta sus tendencias violentas, creando múltiples oportunidades para escenas de acción desmedida. En medio del caos, la única persona curada del virus que podría generar vacunas de sus anticuerpos desaparece en un traslado a Corea del Norte.

Es en este contexto que conocemos al agente Carter, quien despierta solo, desorientado y sin memoria de su vida pasada, con una voz misteriosa que le da instrucciones a través de un auricular. Con el destino del país en sus manos y una bomba en su cuerpo como garantía de su colaboración, el agente se embarca en una sangrienta cruzada para recuperar la cura a la epidemia zombie.

 

 

 

 

 

Uno de los puntos de conversación más importantes de "Carter" es el estilo de "toma única" en el que se filmó. Si bien la película se compone de varias tomas, el efecto general funciona. A medida que la película se mueve frenéticamente de una casa de baños pública a un colectivo, un almacén, un centro médico, una tienda de ropa y un avión, solo por nombrar algunos, el estilo de "toma única" le da a "Carter" una sensación de inmensidad en el espacio que pocas películas de acción pudieron lograr.

Otro aspecto destacable es la actuación de Joo Won en el papel principal. Para convertirse en Carter, el actor de 34 años dijo que ganó 7 kilogramos, se afeitó el cabello y también se hizo tatuajes temporales. "Cambié mucho mi apariencia. Entonces, después de que terminó el rodaje, fue especialmente difícil para mí salir del personaje", confesó el actor. 

Sin embargo, la acción es el foco principal de la película, algo que puede resultar cansador para espectadores más interesados en seguir la trama de la película. Es recién en los últimos 25 minutos que "Carter" realmente profundiza en los temas más importantes y desarrolla una gravedad emocional inesperada. Temas como la familia natural versus la familia encontrada, la identidad de Carter y la omnipresencia de la tecnología son planteados a lo largo de la película, y llegan a su punto de ebullición en un explosivo final.

 

 
El nuevo estreno de Netflix ofrece más de dos horas de pura acción.
Ver comentarios