Netflix tiene un sorprendente historial de películas viejas que se volvieron tendencia en su plataforma de streaming. Mientras que estrenos altamente publicitados como "The Sandman" y "Carter" llegan sin problemas a los puestos más altos en su lista de tendencias, no es extraño verlos acompañados de títulos que salieron hace ya varios años, y hasta no fueron bien recibidos por las audiencias al momento de su lanzamiento.

Este curioso fenómeno se volvió a repetir en Netflix esta semana, cuando una película de 1996 apareció entre los títulos más vistos como la sexta película más popular de la plataforma de streaming.

Se trata de "La raíz del miedo", un drama policial y psicológico protagonizado por Richard Gere que, en sus dos horas y 11 minutos de duración, sabe atrapar al espectador en una elaborada red de suspenso que se rompe con un inesperado final.

 

De qué trata "La raíz del miedo", el viejo nuevo éxito de Netflix

 

La película se ubicó como la sexta más vista de Netflix esta semana.

 

"La raíz del miedo" está protagonizada por Richard Gere, quien interpreta a Martin Vail, un llamativo abogado defensor que ve una nueva oportunidad de alcanzar la fama en el caso del monaguillo Aaron Stampler (interpretado por Edward Norton), quien fue detenido después de huir de la escena del asesinato de un sacerdote. En el vertiginoso juicio por asesinato, Gere se enfrenta a la fiscal y examante, interpretada por Laura Linney, donde sus vidas privadas y profesionales se enredan en un caso judicial corrupto.

Pero a medida que Vail habla con su cliente, se da cuenta de que detrás del asesinato se esconden años de abusos y corrupciones. Además, un trastorno en la personalidad de Aaron devela una suerte de bipolaridad, que podría ser clave para evitar la condena, aunque desarma la hipótesis inicial del mismo Vail. El abogado deberá luchar como nunca contra una situación compleja, mientras su rival pelea por una condena a muerte para salvar su propio nombre.

 

 

 

 

 

La película tiene innumerables giros en la trama, que harán que te sorprendas a cada momento. Mención aparte merece el impresionante debut de Edward Norton, quien sorprendió al mundo con un papel en el que demostró todo su talento y potencial. A partir de allí, la carrera del actor, quien en ese momento tenía 27 años, no paró de crecer, apoyado haber ganado ese año el premio Oscar y Globo de Oro a Mejor Actor de Reparto.

Con un espeluznante final, la película que Netflix rescató del olvido pone sobre la mesa varios temas serios que siguen teniendo vigencia. Dirigida por Gregory Hoblit, el guion se basa en la novela de William Diehl "Primal Fear". Incluso sin el gran giro final que pasó a la historia, seguiría siendo un ejercicio enormemente logrado en tensión y atmósfera, pero nunca mejora después de la primera vez que la ves por razones obvias.

Ver comentarios