El asado es una de las tradiciones argentinas, pero desde hace un tiempo los clásicos cortes vacunos como el vacío la tira de asado dejaron de ser los únicos protagonistas de la parrilla y le dieron el paso a otras opciones como las verduras, el pollo, el cerdo, la banderita, el ruso y a un emblema del puchero: el osobuco. 

Históricamente el osobuco fue considerado como un corte económico y que sólo se podía usar en el puchero de bajo costo y orbitaba fuera del radar de la alta cocina. Hoy en día se lo encuentra en la carta de los restaurantes más destacados y es utilizado para otras comidas como las empanadas, para rellenos de pastas, en milanesas, al vino tinto como acompañante de un buen risotto, en estofados, entre otros.

 

 

 

Durante años sólo se dedicó a ser el protagonista exclusivo del tan amado puchero, un tradicional plato familiar para disfrutar durante el invierno o cuando baja un poco la temperatura. En el corazón del hueso guarda un tesoro codiciado: el caracú. De un día para el otro pegó el salto y se convirtió en uno de los ingredientes que integran cientos de platos gourmet. Para hacerlo a la parrilla te compartimos dos recetas, una de ellas de Cocineros Argentinos. 

¿Cómo hacer el osobuco a la parrilla?

 

Ingredientes

  • 1 kilo de osobuco
  • 2 cucharadas de sal gruesa
  • 1 cucharadita de páprika
  • Pimienta negra, cantidad a gusto
  • 1 cabeza de ajo
  • Salvia fresca, cantidad necesaria
  • Romero fresco, cantidad necesaria
  • Hojas de laurel

 

 

 

Preparación

1. Hacerle un agujero a las piezas del osobuco con la punta de un cuchillo.

2. Picar los dientes de ajos en láminas finas. Envolver en una hoja de salvia unas  láminas de ajo con un puñado de romero y añadirlo dentro del agujero en cada pieza del osobuco. 

3. En una licuadora mezclar la sal gruesa, las hojas de laurel, la páprika y la pimienta negra. 

4. Marinar con la mezcla del punto anterior las piezas de osobuco y envolverlas en tres capas de papel aluminio. 

5. Para cocinarlas en la parrilla se deberá dejarlas asar a 50 centímetros de distancia de la brasa sin llama durante una hora y media. 

6. Pasado el tiempo, cuando se retire el osobuco de la parrilla dejar descansar 5 minutos y retirar el papel. Las piezas pueden ser devueltas a la parrilla uno minutos más para dejarlas bien doradas o se puede servir sin llevarla nuevamente a las brasas. 

 

Más sobre este tema

Asado: cómo calcular la carne y las achuras para que no sobre ni falte nada

Asado: cómo calcular la carne y las achuras para que no sobre ni falte nada

Asado: el curioso método que se usaba para cocinar la carne antes de la llegada de la parrilla

Asado: el curioso método que se usaba para cocinar la carne antes de la llegada de la parrilla

Asado: la bondiola más tierna y jugosa para comer al pan y de parado

Asado: la bondiola más tierna y jugosa para comer al pan y de parado

Ver comentarios