Ana Rosenfeld sorprendió a todos la semana pasada cuando anunció que formará parte de Los ángeles de la mañana, el programa conducido por Ángel de Brito, que pronto volverá a la pantalla. Enfocada de lleno en el nuevo proyecto, la abogada decidió aprovechar el fin de semana largo para recargar las pilas y viajó a Punta del Este, uno de sus destinos predilectos. Pero lo que nunca esperó es la desagradable escena que tuvo que observar en un restaurante de la ciudad costera uruguaya.

El pasado sábado, la letrada compartió en sus historias de Instagram una grabación corta con una escena "fuera de lugar": Rosenfeld se indignó y mostró como un hombre le sacaba los piojos a una mujer en pleno restorán.

“La verdad he visto cosas raras en mi vida, pero lo que está haciendo este... No, no va”, reclamó. Acto seguido, sentenció: “Fuera de lugar”.

Rosenfeld es una habitué en los estudios de televisión, pero pronto debutará en un nuevo rol: la abogada se convertirá en "una angelita" y acompañará a Yanina Latorre, Andrea Taboada y Pía Shaw,  en el panel del programa encabezado por de Brito, que desembarcará en América tras cinco años en El Trece.

La encargada de confirmar la noticia fue la propia la representante legal de varias figuras, como Wanda Nara, Luciana Salazar y Karina Jelinek, que anunció su incorporación con un posteo de Instagram: Este año diferente, me van a ver todos los dias en #LAM”.

 

Además, este desafío será especial porque deberá afrontarlo sin el apoyo de su esposo, Marcelo Frydlewski, quien falleció el año pasado tras permanecer un mes y medio internado en una clínica de Miami a raíz de una complicación en su cuadro de coronavirus.

El empresario y la abogada habían estado juntos durante 36 años y tuvieron dos hijas: Pamela y Stephanie.

Ver comentarios