Las redes sociales son utilizadas por los usuarios para todo tipo de cosas. Una de ellas es difundir situaciones que de no ser viralizadas tendrían poco o nulo impacto. De esta manera, aprovechan la masividad que otorgan para dar a conocer mensajes que luego son debatidos por los internautas en el terreno virtual.

Así lo hizo la usuaria @naranjudeuva quien difundió a través de un post en Twitter, una imagen de la puerta de un kiosco, donde el comerciante colocó un mensaje muy particular en una pizarra. Sorprendida, la chica tomó la foto y luego la subió a su perfil en la red social.

 

“Loco, hicieron imprimir al kiosquero”, escribió la joven, junto a la imagen en la que se puede ver unas hojas impresas con un largo texto, pegadas en aquella pizarra donde los comerciantes suelen poner sus promociones del día.

En el mensaje impreso, el kiosquero se refirió a la polémica por la faltante de figuritas del mundial Qatar 2022. En ese sentido, se descargó contra la editorial Panini, dueña del producto, por redireccionar la venta de las “figus” hacia otro tipo de comercios como estaciones de servicio o grandes cadenas de supermercados, quitándole la centralidad de la venta a su lugar histórico: el kiosco.

 

Las figuritas de Qatar no están agotadas. Lo que se agotó es la paciencia de los kiosqueros, porque Panini negocia con canales de venta que nada tienen que ver con nuestro rubro. Nada igual que un niño con su emoción comprando sus ‘figus’ en el kiosco de su barrio”, comenzó el mensaje.

Y siguió: “Una vez más somos pisoteados. Ayudanos a difundir y mantener la esencia y tradición de las figuritas y golosinas que por historia y tradición nos pertenecen. Ni cadenas de supermercados, ni puestos de diarios, estaciones de servicio, etcétera. Hacete cargo de esto, Panini”, y cerró: “Viralizá si nos entendés…las ‘figus’ están donde no deberían estar”.

 

El post cosechó más de 11.000 “me gusta” y comentarios de usuarios debatiendo sobre el trasfondo de la cuestión: “Panini para la mano!”; “Kioskero presidente”; “El kiosquero "no volverá a comprar pero por lo menos ahora sabe la conspiración de Panini con la CIA y la escasez de Figus”; “Al de los diarios que se lo dejen que deben estar más cagados de hambre que un kiosko”, fueron algunos de los cientos de comentarios.

Pero también, hubo quienes se pusieron en contra del comerciante por diferentes motivos: “Kiosquero: El kiosco es del pueblo. Also Kiosquero: la coca de 500ml son 550$ pibe”; “Tradición de figuritas y golosinas caraduras vas a comprar un caramelo y te lo cobran lo que pagan la bolsa los hijos de ....”; “Vas a comprar al kiosco y te los quieren encajar a 200$ los paquetes… y se preguntan porque compras en el supermercado”; “Los kioscos ya no son el único antro donde comprar (por suerte) golosinas… lo que les molesta es que no puedan afanarte con otra cosa en la misma compra”, escribieron.

Por otro lado, un usuario le dio la razón y expuso su experiencia: “Le prometimos a mi nene el álbum el día del niño y seguimos sin conseguirlo. No entiendo la verdad.... vivimos en pleno Palermo, todos los kioskos sin álbum... no se logra entender”; y otro le retrucó: “No habla de la falta del producto, quieren ser los únicos vendedores. Le quiere manejar al productor los canales de distribución, porque le conviene a él, lo cual no tiene ningún sentido.. El faltante por alta demanda es otra cosa.”

Ver comentarios