“Nos quedan sólo cuatro días,  cuatro...”, se quejó este domingo el técnico del Atlético de Madrid, Diego Simeone, por los pocos entrenamientos que tendrá su equipo para preparar  la final de la Europa League contra el Marsella, justo después de su partido contra el Getafe el 12 de mayo.

“Después del partido (contra Getafe) entraremos en los cuatro días que nos quedan hasta la final, nos quedan sólo cuatro, domingo, lunes, martes, miércoles. Cuatro, nos quedan cuatro”,  insistió "El Cholo" en rueda de prensa tras la inesperada derrota 2-0 contra el Espanyol en Liga.

Ante la consulta de un periodista sobre si lamentaba no poder adelantar el partido de Liga, el técnico "colchonero" tiró con ironía "tu opinión posiblemente sea correcta". El Marsella está en el mismo caso con un partido en Guingamp, el sábado 12 de mayo. 

El partido de Liga del Atlético no puede adelantarse debido a la regla que señala que las dos últimas jornadas deben jugarse en horario unificado, salvo que sean partidos intrascendentes.

Este domingo, el Atlético, con muchas rotaciones, mostró una  imagen irreconocible contra el Espanyol, acusando sin duda el esfuerzo hecho en la semifinal de Europa League contra el Arsenal  (1-1, 1-0).

“(Diego) Costa estaba suspendido, (Ángel) Correa estaba suspendido, Griezmann hizo un esfuerzo tremendo el otro día, Godín y Gabi tienen 34 años... ¿Qué quieren ustedes, muchachos?”, dijo Simeone, reconociendo el cansancio de un grupo reducido tras las salidas invernales.

El Atlético de Madrid, dos veces ganador de la Europa League (2010 y  2012), sueña con levantar un nuevo trofeo el 16 de mayo contra el Marsella, dos veces finalista de la competición, sin haber logrado nunca ganarla (1999 y 2004).