El Aeroparque "Jorge Newbery" vivió este martes una mañana atípica por la realización de un simulacro de accidente aéreo que, como parte de las medidas de seguridad y entrenamiento al personal aeronáutico, lleva adelante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) en distintos aeropuertos del país.

El entrenamiento, que forma parte de la puesta en práctica del Plan de Emergencia Aeroportuario (PEA) para dar cumplimiento a las normas y recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), contó con la participación de más de 300 personas, con un despliegue de 3 autobombas, 6 ambulancias y 3 helicópteros para la puesta en escena.

En una mañana fría, bajo un viento intenso, alrededor de 50 cadetes de la Escuela de la Policía Federal, se prestaron como "víctimas" del aterrizaje de emergencia e incendio de una aeronave, ante lo cual se desplegó todo el operativo de salvataje a los heridos y dominio de las llamas mediante la utilización de espuma, en torno al avión.

El sonido de las sirenas de los bomberos, de las ambulancias y de los helicópteros, dominó por varios minutos la escena, mientras en el resto de la estación aérea, las operaciones se cumplían con normalidad.

"El propósito de estos ejercicios es que el personal que actúa ante una emergencia esté preparado y ejecute correctamente los protocolos necesarios para garantizar la seguridad de las personas y minimizar los daños de bienes materiales, restableciendo en el menor tiempo posible la normalidad de las operaciones en el aeropuerto", explicó Leandro Oshiro, de la ANAC. 

Agregó que "estas prácticas se realizan de manera parcial cada año y en general cada 2 años, según lo establecido por la normativa aeronáutica nacional y las recomendaciones de OACI. Nosotros hicimos 26 el año pasado, y este año ya llevamos 15, teniendo previsto realizar otras 15 más antes fines de año, pero esta en particular era de mucha importancia porque por primera vez el SAME participaba como integrantes del equipo de Aeroparque, tras el convenio que firmamos este año".


La hipótesis del ejercicio consistió en el accidente sufrido por una aeronave con 56 pasajeros y 6 tripulantes a bordo que se declaró en emergencia. Al aterrizar se desplazó hacia la plataforma industrial, zona sur, donde se inició el trabajo de salvataje.

Ante este escenario, se desplegó un operativo de emergencias con la inmediata respuesta por parte de los servicios operativos de ANAC y la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal Argentina, junto al Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI), Aeropuertos Argentina 2000, el Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME). 


Además, se contó con la participación de PSA, Fuerza Aérea Argentina, la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Defensa Civil, Policía de la Ciudad de BA, Dirección de Tránsito CABA, Bomberos de la Ciudad de BA, Prefectura Naval Argentina y Módena SA (helicópteros aeroevacuadores).

Fuente: Telám