Un hecho insólito tuvo lugar en el pueblo indio de Raipal, donde un elefante mató a una mujer de 70 años, pero no conforme con lo sucedido, el animal acudió al funeral de la septuagenaria y aplastó el cadáver.

Cabe destacar, que en India los elefantes son considerados animales sagrados, en gran medida porque para la cultura hindú representan la inteligencia, la protección y son símbolos de la buena suerte.

 

Sin embargo, como siempre, hay excepciones y no todo se puede generalizar con todo lo referido al complejo mundo del comportamiento de los animales salvajes, en este caso, de los elefantes.

Lo cierto, es que Maya Murmu, la mujer que fue atacada por el elefante, estaba recogiendo agua en el pueblo de Raipal, en el este de la India, cuando fue sorprendida por el animal que la pisoteó.

Regreso con furia

En tanto, la inspectora de la comisaría de policía de Rasgovindpur, Lopamudra Nayak, declaró al medio Press Trust of India, que la mujer murió en el hospital a causa de las heridas.

Pero el asunto no quedó ahí, ya que esa misma tarde, el elefante regresó cuando el cuerpo de la mujer de 70 años yacía sobre su pira funeraria. El animal fue hasta el cuerpo de la anciana, lo pisoteó de nuevo, lo arrojó y se marchó durante la noche, según Press Trust of India.

 

Una de las hipótesis es que el elefante se desplazó desde el Santuario de Vida Silvestre de Dalma, en el estado de Jharkhand, a 200 km de Raipal, en el estado de Odisha.

Según los informes locales, el segundo atropello se produjo mientras la familia de la señora Murmu realizaba la extremaunción.

Se desconoce si alguien más resultó herido, pero la familia de Murmu siguió adelante con la ceremonia después de que el elefante se marchara.

Elefantes: ataques a humanos

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, los elefantes matan cada año a unas 100 personas en India, aunque la cifra puede llegar a 300.

Por eso, el gobierno indio limita los encuentros potencialmente mortales entre humanos y elefantes, marcando a los gigantes con collares de radio y alertando a la población local mediante mensajes de texto cuando las bestias deambulan por zonas pobladas por humanos. Sin embargo, en muchos casos, los casos muchas veces no se pueden prevenir. 

 

Otro caso más reciente, registrado el año pasado, fue protagonizado por Nichanat Manucham, una joven de Tailandia de 19 años, quien se estaba tomando una foto con el elefante sin tener dimensión del peligro que corría su vida.

En un momento, el animal comenzó a envolverla con su trompa alrededor de la pierna y en un momento de caos, el elefante la levantó por el aire y destruyó puestos de comida mientras intentaba sacarse de encima a la chica, que se había aferrado a su colmillo para sobrevivir.

Milagrosamente, Nichanat solo tuvo heridas menores en su brazo, mientras que el animal fue golpeado con un elemento metálico durante el ataque para que largue a su víctima.

 

Ver comentarios