Dirigentes opositores bolivianos reclamaron que el actual mandatario y candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, no participe en los nuevos comicios anunciados este domingo por considerarlo como "responsable del fraude".

El senador y ex candidato presidencial de la Alianza Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, exigió este domingo que Morales se abstenga de participar en las nuevas elecciones, ya que -señaló- "los que hicieron el fraude" no deberían participar.

Para Ortiz, que logró poco más del 4% de los votos, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) "no es el único responsable del fraude: quienes le mandaron a hacerlo tienen que asumir sus responsabilidades y consecuencias".

El líder del partido opositor Unidad Nacional (UN), el millonario Samuel Doria Medina, también pidió la renuncia de Morales y de su vicepresidente, Álvaro García Linera, para "pacificar el país y reconstruir" la democracia; y destacó que él mismo defendía anular elecciones y convocar un nuevo proceso electoral con un TSE renovado.

 

"La OEA ha demostrado que ha habido un fraude grosero, me parece importante que Evo Morales haya llamado a nuevas elecciones con nuevo tribunal, ¿pero tendrá la legitimidad para seguir gobernando?", plantó Waldo Albarración, portavoz del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade).

Por otro lado, el principal candidato opositor a la presidencia, Carlos Mesa, consideró que Morales debería renunciar “si le queda un ápice de patriotismo”.

Mesa aseguró que Morales y su vicepresidente, García Linera, están "inhabilitados para presidir el nuevo acto electoral y será inaceptable cualquier prórroga de su mandato”. 

Además exigió un “gran acuerdo político cívico y social” para consensuar un nuevo calendario electoral y hasta que eso ocurra, convocó a sus seguidores a continuar en las calles “de manera pacífica”.

 

Morales anunció en la mañana de este domingo nuevas elecciones a raíz de las irregularidades denunciadas por la oposición y la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

El informe preliminar de la misión de la OEA denunció irregularidades en el proceso electoral y señaló como "improbable" que el actual presidente y candidato obtuviera más del 10% de votos de ventaja necesario para evitar una segunda vuelta contra Mesa.

LEÉ TAMBIÉN:  Evo Morales anunció nuevas elecciones en Bolivia

Los conflictos en Bolivia estallaron el 20 de octubre cuando celebraron los comicios y la seguida suspensión del conteo provisorio que fue reanudada 24 horas después y dio a Morales como ganador en primera vuelta.

Por ese motivo, la oposición, con Mesa a la cabeza, denunció de forma inmediata fraude y llamó a la población a movilizarse, mientras que Morales invitó a la OEA a auditar los votos.

LEÉ TAMBIÉN:  Evo Morales descarta renunciar y no confirma si volverá a ser candidato presidencial

Sin embargo, la tensión escaló y la oposición exigió la anulación de las elecciones y un llamado a nuevos comicios sin la presencia de Morales.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia contabilizó hasta el momento tres muertos, 350 heridos y cerca de 220 detenidos en 17 días de protestas en el país tras las elecciones.

Ver más productos

San Gregorio Taumaturgo.

La Iglesia recuerda a San Gregorio Taumaturgo

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos