Este miércoles, se produjo una feroz batalla campal entre integrantes de la barra de Racing y del Deportivo Cali en la estación Gerli del tren Roca. Según trascendió, hubo dos apuñalados en el enfrentamiento, uno de ellos se encuentra en grave estado y su vida corre serio peligro.

Horas más tarde del violento incidente, ocho hinchas del Deportivo Cali fueron detenidos en el Obelisco por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en el banderazo que realizaban los simpatizantes colombianos en la antesala al encuentro frente a Boca por la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores

Según fuentes del caso, los detenidos en el centro porteño tenían en su poder navajas, cortaplumas y machetes. Además, confirmaron que los arrestados quedaron a disposición de la Justicia.

Detuvieron a un grupo de hinchas de Deportivo Cali con navajas y machetes tras la batalla campal conta la barra de Racing en Gerli (imagen TN).

El personal policial se encontraba en el Obelisco como prevención luego de lo ocurrido unas horas antes cuando un grupo de simpatizantes colombianos que viajaban en el servicio del tren Roca, presuntamente para asistir al banderazo, fueron emboscados por una facción de la barra de la Academia.

Antecedentes de violencia entre los barra de  Deportivo Cali y Racing

Ambas hinchadas, hace algunos días, comenzaron a "torearse" en las redes sociales. Esa rivalidad entre ambas parcialidades aumentó luego de que unos integrantes de la barra de Deportivo Cali robaron una bandera de la hinchada de Racing en el Cilindro de Avellaneda.

El hecho sucedió el miércoles pasado, cuando un grupo que representa a los aficionados más radicalizados de Cali ingresó al estadio con la excusa de querer conocer las instalaciones. Una vez dentro, vieron en un alambrado una bandera del grupo Burzaco, que forma parte de la barra de la Academia.

Los colombianos desataron el "trapo", como se lo conoce comúnmente, lo guardaron en uno de los bolsos que llevaban y se lo llevaron. Una horas después expusieron su accionar en las redes sociales, en donde no sólo mostraron la bandera como un tesoro, burlaron del hecho y hasta desafiaban a sus rivales de la Academia.

Posteriormente, la Guardia Imperial amenazó de muerte a los barras de  Deportivo Cali y, días después, cerca de 200 hinchas de Racing recorrieron las calles de la Ciudad de Buenos Aires a “cazar” colombianos que robaron la bandera. Antes de la batalla campal que terminó por suceder en las vías del tren Roca en el conurbano bonaerense.