Andrea López tenía 44 años. Su cuerpo apareció al lado de un volquete ubicado frente a la ferretería "La Pulsiana", propiedad de Raúl Viatri, padre del jugador Lucas.

Raúl fue clave para analizar las imágenes de una cámara de seguridad ubicada precisamente frente a su negocio.

Él reconoció a Juan Carlos Garcilazo como quien deposita el cuerpo en la vereda, al lado del volquete, para luego irse del lugar.

En un primer momento se habló de un auto que llegó al lugar y tiró el cuerpo. También que los magullones que tenía la mujer podían ser producto de eso. 

Pero en las imágenes se ve cómo el hombre la apoya hasta con cierto cuidado en el suelo. Andrea ya estaba muerta, se presume, luego de ser ahorcada.

Además, la pareja hacía 20 años que vivía frente al lugar donde la mujer fue encontrada cerca de las 5 de la mañana, lo que descartaría la necesidad de usar un vehículo.

Según trascendió, el presunto femicida le habría confirmado a una hija que recientemente había sido mamá, que no podría ir a conocer a su nieto porque se había mandado una macana.

Un policía, en tanto, contó que el día anterior un joven se había acercado a él para decirle que su mamá no aparecía hace dos días.