Marco Antonio “Marcos” Estrada González, capo narco que durante años lideró una organización dedicada a la venta de estupefacientes en el barrio porteño 1-11-14 del Bajo Flores, fue extraditado esta madrugada a Perú

Estrada González fue trasladado en la madrugada en medio de un operativo especial que incluyó el traslado en helicóptero desde el penal donde estaba alojado y contó con la participación de efectivos de la División Asuntos Migratorios e integrantes del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF) desde el Complejo Penitenciario Federal 2 de Marcos Paz hacia el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

El traslado se realizó en un total hermetismo ya que para los investigadores existía riesgo de un intento de fuga o que sufriera un atentado en su contra“Marcos” estaba detenido cumpliendo una condena de 24 años de prisión los delitos de “narcotráfico y acopio de armas de guerra”.

Según estableció una investigación de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), “Marcos” seguía dirigiendo desde prisión una organización dedicada a la venta de drogas en el barrio 1-11-14 de Bajo Flores.

El 20 de mayo pasado, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal (TOF) 3 -el último que lo había condenado-, autorizó el extrañamiento (expulsión del país) a Perú de Estrada Gonzáles en un fallo en el que le solicitó a la Dirección Nacional de Migraciones que disponga los medios para que realice el traslado del condenado a Lima y que le prohiba de manera permanente el reingreso a Argentina.

Ya en 2014, Migraciones le había revocado su radicación permanente y había ordenado su expulsión del país por considerar “irregular su permanencia en el territorio nacional”.

Así fue el traslado del narco peruano