Un comisario de la Policía de la Provincia de Buenos Aires baleó a dos motochorros que intentaron asaltarlo, en un suceso que ocurrió anoche en la localidad bonaerense de Merlo. Se comprobó que los marginales tenían una pistola de juguete.

Los voceros del departamento judicial de Morón revelaron a cronica.com.ar que el hecho se produjo en Brunet al 700, casi en el cruce con Fraga, en el denominado barrio Pompeya, cuando los dos individuos, que se movilizaban a bordo de una motocicleta, pretendieron robar al jefe policial, quien se hallaba franco de servicio y vestido de civil.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la víctima, quien se desempeña en el área de Comunicaciones de la fuerza de seguridad, resolvió ofrecer resistencia al asalto y, por este motivo, extrajo su pistola reglamentaria nueve milímetros y se defendió a disparos del accionar de los maleantes. Como consecuencia del episodio, integrantes del destacamento del Barrio Pompeya y también del Comando Patrulla (C.P.) arribaron, de inmediato, a la mencionada esquina.

 

Trascendió que ambos malvivientes resultaron con heridas de bala, lo que generó que tuvieran que ser traslados, de urgencia, al Hospital Municipal Eva Perón y al Hospital Zonal General de Agudos Héroes de Malvinas, en el citado distrito, donde fueron operados por los médicos.

Intervino en la causa el doctor Claudio Marcelo Oviedo, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 5 de los tribunales de Morón, quien resolvió no detener al comisario, al considerar que obró en legítima defensa.

 

Oviedo además solicitó la presencia en el lugar de los uniformados de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.) para la realización de pericias, oportunidad en la que se logró establecer que los motochorros empuñaban una pistola de utilería.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios