Una joven de Catamarca denunció a un docente de música con nombre y apellido que habría abusado sexualmente de ella. Además, lo acusó de maltratarla y atropellarla con su camioneta, por lo que estuvo en coma por días. Así todo, el acusado se encuentra en libertad

En una desgarradora carta que publicó la mujer de 23 años oriunda de un pueblo del departamento catamarqueño de Belén, en la red social de Facebook, cuenta cómo fue hostigada sexualmente por el docente de música identificado como Arnaldo Aguiar, desde que tenía 13 años y asistía a una escuela rural. La carta fue compartida por la cuenta Ni Una Menos Tinogasta. No obstante, la denuncia penal fue realizada en la Comisaría de Belén.

Según relata la víctima, el sujeto también conocido como “Facha”, la habría violado frente a un amigo, quien lo alentaba para que siga cometiendo ese accionar. En la carta, la mujer también habla de los obstáculos que tuvo que superar para que su denuncia sea tenida en cuenta por la Justicia, ya que según relata, el músico “tiene muchos amigos en el poder”.

La joven cuenta que a los 17 años, en 2016, se radicó en la ciudad de Belén para estudiar mientras trabajaba de empleada doméstica.

Yo le decía, ‘no, profesor, usted es grande yo soy muy chica’ (entonces yo tenía 17 años y él 47). Pero él insistía diciéndome que acá en Belén las parejas son así, el varón es más grande que la mujer. Me volví a negar, pero sus mensajes, sus llamadas y audios era cada vez más seguidos y terminé cediendo a una relación con él”, sostiene en su relato.

“Me prohibía ver a mis amigas, a mis compañeras, hasta incluso me prohibió ir a visitar a mis padres en el norte y sin mi consentimiento llevaba a sus amigos machados al departamento donde yo alquilaba y me empezó a tratar mal delante de ellos. Empezó a exigirme que le cocinara, lavara y le planche la ropa y si me negaba me decía ‘dale, tashuda i’ mierda, puta de mierda, para eso sos mi mujer, vas hacer todo lo que yo te ordene’ y me tironeaba del cabello”, cuenta.

Sin embargo, los maltratos no habrían finalizado ahí, sino que, de acuerdo a lo que relata la joven en su carta, el año pasado habría sido abusada sexualmente por el denunciado delante de un amigo de éste.

“En 2021 llegaron a mi domicilio (Aguiar y un amigo apodado Panchito) machados, como siempre, exigiendo que cocinara para ambos. Yo les dije que era tarde y les pedí que se fueran, pero Arnaldo me contestó ‘callate, tashuda i’ mierda, yo vengo la hora que yo quiera y traigo a quien yo quiera para acá; callate, tashuda, andá a cocinar’. Les volví a pedir que se retiren (…) pero me jaló del cabello, me tiró al piso y me empezó a pegar. Le dije ‘NO, NO, delante de tu amigo, no’, pero Arnaldo en ningún momento se detuvo. Me tomó por la fuerza, me accedió carnalmente contra mi voluntad mientras su amigo le gritaba ‘dale, Facha, hacela cagar’. Yo le pedía por favor que me largara porque no consentía el acto, les supliqué que me soltaran, pero en ningún momento se detuvieron”, relata en la publicación. 

La joven agrega que tras la violación padeció serios problemas ginecológicos que hasta  le dejaron secuelas, que la llevaron a intentar quitarse la vida.

Además, en la carta que publicó en redes sociales, cuenta que reiteradas veces acudió a la comisaría en búsqueda de respuestas que nunca recibió porque los agentes policiales mantendrían una amistad con el acusado.

No obstante, en el texto relata que en enero de 2022 salió a hacer unas compras en su moto y notó que un automóvil la seguía. Sin embargo tras ese episodio "no recuerda nada más", solo que despertó siete días después en el Hospital Malbrán de la ciudad Capital, donde habría estado internada por un coma: “Me dijeron que me habían encontrado en Artaza, ciudad de Belén, inconsciente, con mi moto chocada y con signos de violación. Al escuchar, no podía creerlo, yo solo lloraba”.

Luego de esto, Aguiar y su cómplice fueron imputados por abuso sexual y sindicados como los sospechosos de causar el siniestro vial que casi le cuesta la vida a la víctima, sin embargo a los pocos días fueron dejados en libertad bajo fianza.

“Estos sujetos (…) tienen varias denuncias de distintos tipos y aun así los premian dándoles la libertad condicional, porque ellos son famosos acá en la ciudad de Belén, porque tienen una banda de música, porque tienen ayuda de los intendentes para así poder pagar las fianzas y estar en libertad haciendo sus vidas normales. Hago público esto para que la sociedad tenga conocimiento y se pueda evitar cualquier hecho similar. Siento que cada día que pasa, me quieren callar por solo hecho de venir de un pueblito del Norte grande, por ser mujer y vivir en este lugar donde el machismo y el amiguismo son moneda corriente”, concluye.

Cabe destacar que los hechos son investigados por la Fiscalía de Tercera Circunscripción Judicial con asiento en Belén.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios