El cuerpo de una mujer que se encontraba desaparecida desde el pasado martes, fue hallado en las últimas horas en una zona descampada de la localidad rionegrina de Catriel, luego de que su expareja confesara que la había asesinado y descartado sus restos en ese sitio.

Se trata de Ángela Patricia Rendón Rodríguez, quien era buscada desde el martes pasado en la mencionada localidad ubicada al norte de Río Negro, y por cuyo femicidio fue detenida su expareja.

 

Fuentes judiciales indicaron que el hallazgo del cuerpo de Rendón Rodríguez se produjo minutos antes de la medianoche del miércoles, cuando integrantes del Ministerio Público Fiscal y de la Policía de Río Negro se trasladaron hasta una zona rural de Catriel, de difícil acceso y distante en varias decenas de kilómetros del casco urbano.

Cabe destacar, que la zona quedó preservada y se trabaja en la búsqueda de recolección de indicios, agregaron las fuentes.

 

La desaparición de la mujer fue denunciada el martes último y el miércoles su expareja confesó ser el autor del femicidio y brindó información sobre el lugar donde se hallaba el cuerpo, por lo que en las próximas horas será sometido a una audiencia de formulación de cargos, añadieron las fuentes policiales.

Denuncias por violencia de género

Una semana antes de que se dispusiera el aislamiento por el Covid-19, la víctima se presentó en la comisaría novena de Catriel y denunció a Luis Fernando Cronenbold por dos episodios de violencia de género.

Ante la gravedad de la situación, el juzgado de Paz resolvió excluir del hogar al hombre violento y dispuso una prohibición de acercamiento para la víctima. Cuando el expediente llegó al juzgado de Familia de Cipolletti, con los certificados médicos que acreditaban hematomas, el juez además ordenó cinco días de arresto para el agresor.

 

En su denuncia, Patricia refirió dos episodios de violencia, el 9 y el 13 de marzo de 2020. El primero ocurrió de noche, él llegó en estado de ebriedad y la agredió. La segunda vez, mientras almorzaban, la pareja tuvo un intercambio por el pago de una tarjeta de crédito, y él la volvió a atacar. Ella se defendió con el cuchillo que utilizaba para cortar la comida.

Ante la gravedad de la denuncia, el juzgado de Paz dictó la medida más severa dentro de las posibilidades de la ley de violencia familiar 3040 de la provincia. Se trata de la exclusión del hogar, esto significa que el agresor fue obligado por la policía a abandonar la casa que compartía con la pareja.

También se dispuso una prohibición de acercamiento a 500 metros entre Cronenbold y la víctima. Con esas medidas cautelares tomadas de forma urgente, el juzgado de Paz envió las actuaciones al juzgado de Familia de Cipolletti.

 

El organismo judicial confirmó lo resuelto en Catriel, pero además le envió un oficio a la policía para que arrestaran al violento por el plazo de cinco días. La misma ley de violencia familiar permite a las juezas y jueces de familia ordenar hasta diez días de arresto cuando los hechos son de gravedad, como el caso.

Después se le impuso la obligación a Cronenbold de realizar tratamiento psicológico. Pero al año siguiente, el equipo interdisciplinario informó en el expediente que la pareja había retomado la convivencia. En esa instancia se envió un nuevo oficio al agresor para reiterarle la obligación de acreditar el tratamiento psicológico. Esa fue la última intervención judicial.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

 

Ver comentarios