Un hecho por demás insólito tuvo lugar en la ciudad de La Banda Santiago del Estero, donde a una vecina le robaron una yegua y un potrillo, del patio de su casa, los cuales desaparecieron cuando la mujer se levantó de dormir. A raíz del robo se llevó adelante una investigación que permitió ubicar a los animales, aunque uno de ellos ya había sido carneado y vendido.

El episodio ocurrió en el barrio Villa Nueva, de la citada localidad. La damnificada denunció el episodio en la Comisaría Comunitaria Nº13, desde donde activaron las tareas investigativas que llevaron a los efectivos policiales hasta el barrio Sarmiento, donde llegaron hasta un hombre, quien sostuvo que su hijo, menor de edad, había sido el autor del robo. 

Inmediatamente se llevaron adelante las tareas necesarias para que la víctima pueda recuperar sus animales. 

Pero ya era tarde. Uno de los caballos, ya había sido carneado y parte de estaba guardado perfectamente en un freezer que tenían en dicha vivienda. En total había unos 90 kilos de carne producto de un acto de abigeato.

La policía pudo saber que el acusado, que era menor de edad, llegó ese mismo día a su casa con el “botín” sin mencionar su procedencia. 

Inmediatamente, la fiscal de turno ordenó que el animal restante fuera restituido a su dueña, mientras que la carne fue decomisada por personal de bromatología municipal.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy