Una mujer de 39 años fue salvajemente asesinada de un tiro en el cuello cuando tres motochorros la asaltaron mientras viajaba en un remís para depositar 40 mil pesos en un banco en la localidad bonaerense de San Justo. Además, el conductor del auto Juan Marcelo Rearte de 44 años, fue herido de un disparo.

Investigadores sospechan que la víctima fatal fue "vendida" ya que alguien podría tener conocimiento sobre que ese día realizaría el citado trámite bancario. Por su parte, dos criminales escaparon a bordo del vehículo de dos ruedas con el dinero, mientras que un tercero fue detenido.

LEÉ TAMBIÉNDetienen al acompañante de la mujer asesinada en salidera

De acuerdo a lo que pudo averiguar Cronica.com.ar, el episodio se produjo pasadas las 14 de este jueves en el cruce de las calles Arieta y Australia, en el mencionado distrito del oeste del Gran Buenos Aires.

Por ese lugar circulaba María Caccone, quien iba acompañada de otro hombre, cuando se disponía a hacer una operación bancaria, mientras era perseguida por tres sujetos en moto.

Al llegar a la mencionada esquina, los maleantes interceptaron el remís, un Renault Logan negro, patente IAL-074 y, a punta de pistola, quisieron llevarse la plata. En esos momentos Caccone se resisitió, situación que culminó cuando uno de los marginales comenzó a dispararles.

En esta balacera, la mujer que trabaja en un frigorífico de Virrey del Pino, resultó gravemente herida en el cuello, mientras que otro de los tiros impáctó sobre el conductor del auto, que más tarde fue hospitalizado.

LEÉ TAMBIÉN"Me sacaron un pedazo de mi corazón"

Dos de los tres asesinos escaparon en la misma moto y ambas personas heridas fueron trasladadas de urgencia al Policlínico de San Justo en un auto particular, donde la victima de 40 años ingresó sin vida a raíz de las graves lesiones sufridas, mientras que Rearte quedó internado con una herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida.

Por otra parte, fuentes de la investigación manifestaron que uno de los atacantes fue detenido, al tiempo que se espera que declare para poder dar con sus cómplices.

Tras el crimen, el fiscal Claudio Fornaro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, se presentó en la escena del crimen y solicitó investigar las cámaras de seguridad que hayan captado el momento del ataque.

Por último, en el lugar del hecho también trabajó personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) local que realizaba los peritajes correspondientes. 

María Caccone, la mujer asesinada.
Así quedó el auto de las víctimas tras el brutal ataque.
En esta zona de la localidad bonaerense de San Justo ocurrieron los hechos.
La policía se hizo presente luego de un llamado de vecinos al 911.