Rodrigo Manuel Yugar (22), el motochorro asesinado por una joven a la que intentó robar sus pertenencias en el sur del Gran Buenos Aires, fue despedido en las redes sociales por familiares y amigos, quienes le dedicaron diversos y controvertidos mensajes en los que mostraron dolor por la muerte del delincuente. El hecho ocurrió el miércoles último y fue difundido en exclusiva por cronica.com.ar

Una chica, quien al parecer era su novia, en las últimas horas posteó: “Ojalá algún día puedas ver esto. ¡Te adoro y sos mi amor de siempre! Volá alto, mi negro lindo. No te merecías esto y todo el mundo lo sabe. ¡Sos y siempre vas a ser el amor de mi vida! Besos al cielo”.

Yugar era conocido como "Chapu" o "Chapulín". Uno de sus familiares escribió en Facebook: “Qué hago sin vos, mi hermanito del alma, estoy muerto”.

Además, otro amigo publicó: “Despertarme y ver esto. No lo puedo creer, 'Chapulín', toda una vida por delante que seguir. La última vez que te vi fue cuando te trajimos de la parada con tu mamá. Descansá y dale fuerza a tu mamá para seguir. Te pido que desde el cielo siempre me cuides a Lucas”.

Un allegado redactó: "Cuánto dolor, Dios. Por qué no me escuchaste cuando te hablé, 'Chapu'. Te vamos a extrañar siempre, dejaste un vacío inmenso en nuestras vidas. Que Dios te tenga en la gloria. Volá alto, 'Chapu'”

¿Qué escribía el "Chapu" en sus redes?

El último posteo que efectuó el motochorro en su cuenta de Facebook fue el día previo al hecho, a las 23.28, con la siguiente frase: “Trabaja para vivir, no vivas para trabajar. El tiempo con los seres amados no se puede comprar con dinero”.

El último posteo de Yugar en su cuenta de Facebook (Captura).

Además, Yugar estilaba publicar frases bíblicas como la siguiente: “De nada sirve que una persona gane en este mundo todo lo que quiera, si al fin de cuentas pierde su vida. Y nadie puede dar nada para salvarla. Mateo 16:25″.

El joven de 22 años también reproducía canciones y poemas, además de líneas motivacionales“Salí para adelante en los momentos de depresión y, al ver que estaba solo, pude sentir la presión. El tiempo me pidió que yo tome una decisión y yo traté de progresar sin importar mi condición”, escribió.

¿Cómo fue el asalto en el que el motochorro perdió la vida?

Una joven de 27 años había salido de su casa a las 6.30 del miércoles último. La piba fue interceptada por dos jóvenes que circulaban en una moto en la intersección de las calles 846 y 895, de la localidad de San Francisco Solano, cuando iba camino a una parada de colectivo para dirigirse a su trabajo.

Uno de los delincuentes se bajó del vehículo y la amenazó con un cuchillo para que le entregara sus pertenencias. Hubo un forcejeo y la joven se quedó con el arma blanca de los asaltantes, con el cual finalmente mató a Yagur de un puntazo en el estómago. El otro motochorro escapó.

Intervino en la causa, que fue caratulada “homicidio”, el fiscal Jorge Saizar, quien resolvió no detener a la mujer implicada en dicho episodio, al considerar que actuó en legítima defensa.