Más de 1.600 kilos de cocaína de máxima pureza, valuados en unos 60 millones de dólares y que tenían como destino la ciudad de Dubái, fueron secuestrados hoy acondicionados en un cargamento de alimento balanceado repartido en dos galpones del barrio Empalme Graneros, de la ciudad de Rosario, informaron fuentes policiales y judiciales.

La droga fue hallada tras una pesquisa iniciada hace seis meses sobre una organización de narcotraficantes que iba a exportarla a través de la hidrovía del Paraná, añadieron las fuentes.

Los procedimientos fueron desplegados esta madrugada por orden del juez Federal de Campana Adrián González Charvay y estuvieron a cargo de efectivos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFa) y de la Dirección General de Hidrovías Paraná, con apoyo del área de Narcocriminalidad de la AFIP/Aduana.

De acuerdo con el pesaje final, en esos galpones se decomisó un total de 1.658 kilos de cocaína divididos en 1535 panes que estaban distribuidos en paquetes de alimento balanceado a base de maíz, denominado «Expelet».

La operación denominada «Rosario-Dubái» logró desarticular el traslado inminente de la droga a los Emiratos Árabes y también detener a 12 integrantes de la organización, que quedaron a disposición judicial.

Las fuentes dijeron que en total se realizaron 30 allanamientos en las ciudades de Rosario, Santa Fe; Santiago del Estero, Villa María, Córdoba; Victoria, Entre Ríos; Bahía Blanca, Buenos Aires; además de en distintas localidades bonaerense y en Capital Federal.

También se secuestró dinero en efectivo, automóviles de alta gama, armas automáticas y dos vehículos utilitarios que poseían doble pared de fondo y que los detenidos utilizaban para el traslado de los estupefacientes.

Al momento del procedimiento, uno de esos rodados cargado con otros 50 kilos de cocaína que, se presume, iban a ser comercializados en Rosario.

Ver comentarios