La defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recusó este lunes al fiscal Diego Luciani y a Rodrigo Giménez Uriburi, juez del Tribunal Oral Federal 2 en el marco del juicio oral por supuestas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz entre 2003 y 2015 en favor de las empresas de Lázaro Báez.

Los abogados Carlos Beraldi y Ary Llernovoy reclamaron que esos dos funcionarios se aparten del juicio y que se declare nulo todo lo hecho por ambos en el caso, ante la supuesta pérdida de objetividad e imparcialidad a raíz de una supuesta relación de amistad y la difusión de fotografías de un equipo de fútbol que ambos integran.El escrito fue presentado a primera hora de este lunes ante el TOF2 con un pedido para que sea informado al inicio de la audiencia en la que debería continuar el alegato acusador de la fiscalía.

"Llevaban a cabo sus actividades sociales y futbolísticas no en cualquier lugar, sino nada más ni nada menos que en la Quinta Los Abrojos, la cual como es de dominio público es de propiedad del ex Presidente de la Nación, Mauricio Macri", puntualizaron los letrados en el escrito, según dio a conocer Télam.

La presentación se dio luego de la difusión de una foto en la que los funcionarios judiciales posan en un partido de fútbol que se habría jugado en "Los Abrojos", quinta perteneciente al ex presidente Mauricio Macri

La imagen fue publicada por el diario Página/12 y luego compartida por la vicepresidenta en su cuenta de Twitter. "El Poder Judicial argentino apesta", escribió la ex mandataria en un hilo de tuits, donde también afirmó que instruyó a su abogado para que "mañana (por hoy) a primera hora recuse a los jugadores de fútbol", en alusión a Giménez Uriburu y Luciani.

"En dicho artículo, cuya copia se acompaña al presente, se consignaron dos fotografías que denotan una clara relación de amistad entre el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, quienes integran el equipo de fútbol denominado 'Liverpool' o 'La Liverpool'", remarcaron los abogados de la vicepresidenta en su presentación.

Esa "relación personal, que se mantuvo en todo momento bajo reserva, debió haber sido formalmente comunicada a las defensas -y en rigor de verdad, a toda la sociedad- una vez que este proceso, de singular relevancia institucional y trascendencia mediática, quedó radicado ante este Tribunal", advirtieron los defensores.


"En circunstancias normales, dato en los procesos que se le siguen a Cristina Fernández de Kirchner jamás se verifica, el huez Giménez Uriburu debió haber dado cumplimiento con la obligación legal de excusarse", agregaron.

Mientras tanto, los fiscales del juicio oral y público en el que se investiga si hubo direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz en favor de las empresas de Lázaro Báez durante los gobiernos kirchneristas continuarán este lunes con sus alegatos en el juicio que se le sigue a 13 imputados, entre ellos la vicepresidenta.

Ver comentarios