Después de realizar su descargo en redes sociales, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner salió este martes a uno de los balcones del Congreso nacional. Allí saludó a los seguidores que se habían agolpado en la vereda de la avenida Entre Ríos, a la altura de Hipólito Yrigoyen, para brindarle su apoyo.

Cristina agradeció el respaldo de los militantes, tras el pedido de condena a 12 años de prisión realizado por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola en el juicio oral por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. Y en medio de los saludos, hizo un pedido especial a los seguidores. ¿Cuál? Que cantaran la marcha peronista.

La vicepresidenta se sumó a los cánticos y, de esta manera, se manifestó en línea con una de las frases principales que dijo al concluir su descargo en las redes sociales: "Este no es un juicio a Cristina, es un juicio al peronismo y a los gobiernos populares".

Unas 200 personas se concentraron desde esta mañana primero en la puerta del domicilo de la ex jefa de Estado en el barrio de Recoleta y luego en las puertas del Senado de la Nación con pancartas con leyendas que decían "No al lawfare" y banderas con imágenes de Cristina Kirchner.

"Fue un discurso muy clarificador", destacó uno de los manifestantes consultado por la prensa, mientras que otro de los militantes advirtió que el objetivo de las denuncias contra la vicepresidenta es "proscribir al cuadro político más grande" que tiene la Argentina.

 


 

Ver comentarios