El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que el golpe de Estado cívico-militar, que se recuerda hoy a 46 años, constituye "una de las heridas más profundas y dolorosas de la historia argentina” y llamó a “sostener viva la memoria colectiva de nuestra nación”.

Hoy se cumplen 46 años de una de las heridas más profundas y dolorosas de la historia Argentina. El Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia nos invita una vez más a traer al presente la historia, para sostener viva la memoria colectiva de nuestra nación”, sostuvo Rodríguez Larreta a través de un hilo en la red social Twitter.

El deseo de esa Argentina de diálogo, que debemos construir entre todos, debe ser el motor que una en un grito claro y contundente: dictaduras nunca más, democracia para siempre”, manifestó.

En una serie de tuits, el alcalde porteño sostuvo: “La memoria es la herramienta más poderosa que tenemos para construir la sociedad que queremos enfrentando el miedo para garantizar que hechos semejantes no vuelvan a repetirse nunca más” y añadió: “El terrorismo de Estado afectó a nuestra nación rompiendo con el orden constitucional, generando terribles consecuencias sociales, culturales y económicas”.

Asimismo, argumentó que “por sobre todas las cosas nos marcó como sociedad, rompiendo familias, amistades, proyectos de vida y sueños, que fueron arrasados por un gobierno de facto”.

Camino a los 40 años de democracia, los argentinos debemos más que nunca sostener nuestra forma de gobierno y apostar siempre a la libertad como una condición fundamental para la vida republicana", continuó el Jefe de Gobierno porteño.

Asimismo, Rodríguez Larreta expresó que “con violencia, con censura y con terror no se construye, no se crece, no se progresa. Reivindicar nuestra libertad y la convivencia pacífica que de ella se desprende es un desafío central para los tiempos que corren”.

El mandatario porteño remarcó que "la mejor forma de homenajear a las víctimas y honrar la memoria, es trabajar día a día para construir una sociedad de diálogo, de convivencia en la diversidad”.

Para finalizar, Rodríguez Larreta opinó que “una sociedad donde existan mecanismos de resolución pacífica de conflictos y donde la búsqueda de consensos, el respeto y la protección de los derechos humanos, y el fortalecimiento de las instituciones sean los pilares centrales que garanticen una vida en libertad”.