El Banco Central adaptó este lunes el sistema de pagos del comercio exterior con el objetivo de "responder a las necesidades extraordinarias de divisas y así atender la importación de energía".

Las medidas extienden el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo "Licencia No Automática" y a la importación de servicios. Tendrán vigencia por un trimestre, para dar tiempo a la normalización del comercio exterior, según indicó la entidad de contralor monetario que conduce Miguel Pesce.

Además, de acuerdo con lo que se precisó, con la nueva normativa se busca "sostener el crecimiento económico y el desarrollo de las pymes evitando maniobras especulativas sobre las importaciones".

De esa forma, las pequeñas y medianas empresas quedan exceptuadas de las exigencias vigentes de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta US$ 1 millón.

En el nuevo esquema de pagos, las SIMI (Sistema de Monitoreo de Importaciones) categoría A mantendrán el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%.

Por su parte, las SIMI categoría B, correspondientes a las licencias no automáticas, podrán acceder al mercado a partir de 180 días del despacho a plaza. También se dispuso en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Productivo ampliar las posiciones arancelarias de bienes equivalentes a los producidos en el país que tendrán acceso al mercado a partir de 180 días y la de bienes suntuarios que podrán acceder a partir de los 360 días.

En cuanto a las importaciones de servicios, se equiparan en el tratamiento a la de bienes permitiendo el acceso al mercado por el mismo monto que en 2021 y en caso de superar el importe el saldo a 180 días.

De esta manera, se indicó, se impulsa la recuperación del crédito comercial que Argentina vio caer significativamente como efecto de la pandemia por Covid-19. En cuanto a las importaciones de bienes de capital, se estableció una regla que permite pagar 80% en puerto de origen y 20% con la nacionalización.

Complementariamente, se facilitará la prefinanciación de exportaciones lo cual acelerará el ingreso de divisas especialmente del complejo cerealero, pasando la obligación de liquidar las divisas que se ingresen de 5 a 15 días, y la financiación a largo plazo para precancelar deudas locales en moneda extranjera, indicaron desde el Banco Central.

Martín Guzmán habló sobre las medidas del Banco Central

El ministro de Economía, Martin Guzmán, sostuvo este lunes que es "muy importante” adaptar la administración del comercio exterior a la política económica, y contextualizó las medidas sobre el acceso a divisas dispuestas por el Banco Central (BCRA), en la coyuntura actual de alta demanda de "importación de energía".

"En ciertas circunstancias la economía lo necesita y esas circunstancias van evolucionando. Hace seis meses no tenías US$ 4.650 millones de importación de energía; hoy sí", afirmó el funcionario en una entrevista que concedió a la FM Radio Con Vos.

El titular del Palacio de Hacienda señaló que, " cuando hay control de cambios, hay brecha cambiaria, y, en ese caso, es muy importante la administración del comercio exterior". De esta manera enmarcó la decisión del directorio del BCRA de adaptar el sistema de pagos del comercio exterior.

En este sentido, Guzmán explicó que, "por un lado, se flexibiliza la normativa para el acceso inmediato de divisas para las pymes”, y precisó que, “ a las que habían importado hasta US$ 1 millón el año pasado, se les permite acceder hasta el 105% de lo que habían importado".

En tanto, "para el resto -continuó-, tendrán que conseguir crédito y, en este caso, se flexibiliza hasta el 115%""Quienes tenían licencias no automáticas van a tener el mismo tratamiento que las licencias automáticas", consideró el ministro.

El ministro defendió la política de endeudamiento en pesos

El ministro de Economía también reiteró su defensa de la política de endeudamiento en pesos, aseguró que es "absolutamente sostenible" y desechó las versiones de un posible "reperfilamiento" de sus vencimientos.

El titular del Palacio de Hacienda remarcó la importancia de la reducción de déficit fiscal "en la Argentina de hoy" ante la necesidad de "ir ordenando el Estado", razón por la que sostuvo que "no se puede comparar la capacidad financiera de la Argentina con la de Estados Unidos" para hacer frente a los desequilibrios.

En la misma entrevista, Guzmán volvió a destacar "la necesidad de acumular más reservas internacionales", y recordó que, históricamente, en la Argentina "cuando faltaron los dólares, hubo inflación".

Además, defendió a Alberto Fernández y remarcó que "es una obviedad" que los ministros hacen lo que el jefe de Estado dispone, más allá de señalar que "eso no quita que haya situaciones en las que sería valioso poder agilizar la gestión".

En ese sentido, hizo referencia a las demoras en la presentación del formulario para acceder a los subsidios en el marco de la segmentación tarifaria que, aseguró, "antes del 1º de julio tiene que estar".

En la víspera de una nueva licitación de títulos públicos, Guzmán buscó dar una señal de tranquilidad al mercado y rechazó cualquier posibilidad de reperfilamiento al decir que "la deuda es absolutamente sostenible, en la medida que se pueda refinanciar".

Martín Guzmán defendió la política de endeudamiento en pesos (Twitter/Gentileza @Martin_M_Guzman).


En ese sentido, remarcó la importancia de conformar un mercado de deuda en moneda doméstica, y sostuvo que "la deuda en pesos es un ancla del funcionamiento de todo el sistema, un activo seguro", a la vez de "permitir esta transición fiscal que debe desembocar en un equilibrio".

En cuanto a los temores por un crecimiento del nivel de esa deuda en pesos, advirtió que "en términos nominales, la deuda crece en todo el mundo", pero que al mismo tiempo "la recaudación también crece" y con ello la capacidad de pago.

"Gobierne quien gobierne la Argentina, no va a tener alternativas a fortalecer el mercado de crédito en nuestra propia moneda, el peso", enfatizó, además de advertir que "a nadie le va a convenir generar lío con ese asunto".

Ver comentarios