Pasó una semana desde la habilitación del registro para mantener los subsidios en los servicios de gas natural y electricidad. Hasta finales de julio, los usuarios podrán inscribirse para pagar menos en sus tarifas, aunque son muchas las preguntas que aparecen en escena sobre este tema, y una de las cuales tiene que ver con el panorama que tendrán aquellos que no se anoten en el formulario.

De acuerdo al nuevo régimen de segmentación, no podrán conservar los subsidios los hogares donde sus integrantes (en conjunto) tengan ingresos por más de $364.758,80 (3,5 canastas básicas para un hogar tipo 2 según el INDEC) o tres o más vehículos o propiedades o bienes de lujo.

Desde el Gobierno aclararon que todos los usuarios que quieran mantener los subsidios deben inscribirse y que, de lo contrario, perderán el beneficio. Esto incluye a las que perciben una jubilación, pensión o son beneficiarias de programas sociales como la Asignación Universal por Hijo, Progresar y Potenciar Trabajo. También a inquilinos o quienes no son propietarios del domicilio donde reciben el servicio.

¿Qué pasa con las personas a las que les corresponde recibir el subsidio, pero no se inscriben? Fuentes oficiales explicaron que perderán el beneficio. “La única forma de conservar el subsidio es que lo soliciten. Después se cruzan los datos y se otorga. Pero la única forma que tenemos de saber si les corresponde o no es que se anoten en el registro”, señaló Santiago Yanotti, vicepresidente de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), y uno de los funcionarios a cargo de implementar la segmentación.

Subsidios: ¿Hasta cuándo estará abierto?

Esta decisión, explicó, se tomó porque existen muchos casos donde el titular del servicio no coincide con las personas que viven en el domicilio que pasaría a mantener los subsidios. “Es muy difícil asignar subsidios según la titularidad del servicio. Con los datos oficiales se puede saber que la persona es, por ejemplo, un jubilado que cobra la mínima, pero no que sea la misma persona que está pagando por el servicio”, indicó Yanotti. Un ejemplo: el 10% de los titulares de los servicios son personas ya fallecidas cuyos datos no se actualizaron.

El funcionario confirmó que el registro para pedir mantener los subsidios seguirá abierto durante todo el mes de julio. Los ingresos para completar la información se deben hacer en fechas determinadas de acuerdo al número de DNI hasta el 26 de julio. Luego de ese día, quedará tiempo para que lo hagan los que no pudieron ingresar antes. A fin de mes, de acuerdo a la cantidad de datos, se evaluará si se mantiene habilitado más tiempo o no. “Por eso, la recomendación es que todos se inscriban”, dijo Yanotti.

El Gobierno estima que puede haber unos 15 millones de usuarios de los servicios de gas y electricidad y que podrían anotarse para mantener los subsidios entre 12 y 13 millones. Hasta el momento, lo hicieron 2,5 millones de hogares, que se calcula que puede ser un 12% del total. De ese número, 821.808 hogares correspondieron al segmento ingresos más bajos.

En tanto, el secretario de Energía, Darío Martínez, anticipó esta semana que el cuadro con las tarifas segmentadas por ingresos va a estar disponible a partir de agosto y, en función de esas nuevas tarifas, los hogares que dejen de recibir subsidios verán los incrementos graduales en sus facturas a partir de septiembre.

Tarifas: ¿Cuánto pagarán con los nuevos aumentos?

Las empresas distribuidoras de gas y electricidad realizan el corte de la facturación por bimestres (aunque a los usuarios les llegue la liquidación del servicio en forma mensual). Se prevé que las nuevas tarifas segmentadas lleguen a partir de septiembre, con los datos de julio y agosto. En ese caso, se facturará un promedio de algunos días del bimestre con la tarifa anterior y otros días con la tarifa nueva.

Los hogares del AMBA que dejen de recibir subsidios, según lo que anticipó Martínez, tendrán un incremento de $3.500 adicionales en sus facturas de electricidad, que se aplicará en tres etapas. A partir de septiembre, por ejemplo, los usuarios que hayan perdido los subsidios tendrán un incremento de $1.200 en cada factura.

Formulario para pedir el subsidio.

El resto de los ciudadanos no van a tener más aumentos en 2022 que los que ya se aplicaron durante este año: esas subas tuvieron un tope de acuerdo a la evolución de los salarios del año pasado, según el Coeficiente de Variación Salarial (CVS) que mide el Indec. Esto fue un aumento de 42,7% (el 80% del CVS) para los sectores medios y del 21,6% (el 40% del CVS) para los sectores de menores ingresos.

Ver comentarios