El periodista Diego Brancatelli, en medio de la crisis económica que atraviesa el país, tuvo que cerrar en las últimas horas su supermercado "Don Ahorro". Lo había abierto en noviembre de 2020 en la localidad de Caseros, partido bonaerense de Tres de Febrero. Lo tenía junto a su suegro, Daniel Insinga, padre de la periodista de TN Cecilia Insinga, madre de sus hijos. También tenía otros dos socios.

“Decidimos cerrarlo y encarar otros rumbos y proyectos”, dijo Brancatelli en diálogo con LaNacion.com.ar. Y aclaró: “Para nada lo tomamos como algo negativo". El panelista televisivo de Argenzuela argumentó: "Por suerte el local es nuestro y vamos a seguir apostando al trabajo”

El periodista evitó brindar más detalles al respecto. Sin embargo, a comienzos de mayo útimo, cuando estuvo invitado al programa televisivo LAM, el panelista del extinto Intratables ya se había sincerado sobre los problemas que tenía con el supermercado "low cost" que inauguró en plena pandemia de Covid-19. 

"Puse un supermercado en plena pandemia para darle laburo a la gente y nos va mal", se lamentó Brancatelli entonces. El también directivo del Club Atlético Ituzaingó agregó: "Lo que queda a fin de mes no vale la pena".

 

 

Ante su relato sobre el fracaso de su emprendimiento comercial, le preguntaron por qué creía que no estaba funcionando el negocio, si era porque pagaba impuestos altos o porque no conseguía tener suficiente cantidad de clientes como para hacer una diferencia económica.

"Quizás nos equivocamos en el rubro. Hay dos supermercados a la vuelta, que son de las grandes cadenas. Ellos tienen otros beneficios de promociones, y los precios y volúmenes de venta son otros. Además, tenemos una escalera en nuestro local y es difícil bajar con peso", respondió.

El supermercado estaba ubicado en Alberdi al 4700, de Caseros.

Otros momentos de queja del periodista por la situación económica

En abril último, desde su cuenta de Twitter, el panelista televisivo protestó porque en pocos días escalaron los precios de un proveedor suyo de gaseosa. "Ya había aumentado en marzo y cada 15 días lo hacen!", escribió.

 

En octubre de 2021, cuando todavía formaba parte de Intratables, Brancatelli aprovechó que estaba al aire en ese ciclo para criticar el control de precios que buscaba implementar el Gobierno de Alberto Fernández a través del plan Precios Congelados.

 

 

"Fíjense lo que nos pasa a las pymes: una gaseosa cola -la más conocida del mundo-, de dos litros y cuarto, según el listado oficial del Gobierno, debe valer al público como máximo $199. Hoy llegó el camión mayorista, bajó las botellas con la carretilla. ¿Cuánto nos costó? $208″, se quejó por último.

Ver comentarios