Un terrible accidente tuvo lugar en una concesionaria de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, cuando un empleado que debía acomodar un auto dentro de la agencia lo puso en marcha sin verificar previamente el freno de mano. Durante la maniobra, perdió el control del vehículo y terminó atravesando la vidriera del local.

El hecho tuvo lugar en un local llamado “Akar”, situado sobre la Ruta Nacional N° 3, en el Barrio Industrial, cuando un empleado intentó arrancar el vehículo Chevrolet Onix 0 Km dentro del showroom, haciendo una maniobra que se realiza periódicamente para evitar que las baterías se dañen.

Sin embargo, no se percató que el auto no estaba en punto muerto: como consecuencia salió bruscamente impulsado hacia delante atravesando el vidrio de la fachada de la concesionaria, según informó la agencia de noticias de esa localidad.

 

El auto se estrelló contra el ventanal y quedó colgado en la vereda, suspendido encima de los vidrios esparcidos luego del choque. 

Esta llamativa escena no tardó en ganar la atención de los transeúntes, quienes rápidamente “viralizaron” imágenes y videos de este lamentable episodio en las redes sociales, en el que afortunadamente nadie salió lastimado.

En el caso intervino personal de la Seccional Tercera y desde la empresa confirmaron a la policía que solo se trató de un descuido por parte de una de las personas que trabajan en el lugar.

En ese contexto, el titulatr de la Comisaria de Comodoro Rivadavia clarificó el caso, tras informar que se habría tratado de "un error humano. Previamente el auto estaba con el cambio puesto y un empleado al arrancarlo no se percató que estaba sin el freno de mano y ocurrió esto", explicó el policía.

 

Ver comentarios