Marilina Ross supo construir una larga trayectoria que la posicionó como una de las actrices y cantantes más distinguidas de la época. Con más de 20 películas y 14 discos, logró conquistar el cariño de su audiencia, hasta que un problema de salud cambió drásticamente su carrera profesional. No obstante, un nuevo amor le devolvió las ganas de vivir. ¡Conoce cuál es su presente!

Hija de inmigrantes españoles y nacida en el barrio porteño de Liniers, Marilina se define como una acuariana con todas las letras: “innovadora, indagadora, revolucionaria, inquieta, inconformista y en eterna búsqueda espiritual y profesional”, sostiene con picardía, a sus 79 años.

 

Desde muy pequeña supo que su vocación era actuar. Ya a los ocho años comenzó a estudiar teatro infantil en la escuela de Labardén, hasta que cumplió 14 y la echaron por liderar una huelga en defensa de Blanca de la Vega, una ex directora destituida. Dos años más tarde, logró su ansiado debut en una obra dirigida por Luisa Vehil.

 

Película 'La Raulito'
Película "La Raulito"

De ahí en más su carrera no dejó de crecer y se lució tanto en las salas de teatro como en la pantalla chica, en programas como: “Yo soy porteño”; “La Nena”; “Piel Naranja” y “Juego de adultos”. Mientras que ganó incontables premios por su participación en las películas “La Raulito”, “La Tregua” y “Piedra libre”.

 

Sin embargo, a pesar de que participó en más de 20 producciones teatrales, no dejó que su amor por la música quedará como un pasatiempo. Aunque añada y añada trayectoria, reconozco que mi gran pasión, sobre la actuación, siempre fue la música. Adoro transmitir un mensaje a través de la canción. El problema es que –luego de haber compuesto sesenta temas, desde mi primer LP ('74, denominado Estados de ánimo) a la fecha– se me acabaron las ideas”, sostuvo en una entrevista con Infobae, en 2019.

 

 

Produjo más de 14 discos.

 

 


Un nuevo amor: “Me devolvió las ganas de vivir”

 


Marilina no solo fue disruptiva en su carrera profesional, sino también al dejar fluir el amor en una época donde la homosexualidad o bisexualidad eran juzgadas por la sociedad. Tras separarse de su primer esposo, Emilio Alfaro, y cumplir sus 60 años, ella sentía que ya se había “despedido del amor y resignado a la vejez”.

 

No obstante, todo cambió cuando conoció a Patricia Rincci. Pato apareció y me devolvió las ganas de vivir”, manifestó emocionada. Ellas se conocieron en 2002, pero como admite la actriz, le costó mucho conquistarla. Recién en 2013 se casaron legalmente y hoy continúan conviviendo felizmente.

 

Marilina Ross y su esposa Patricia Rincci.
Marilina Ross y su esposa Patricia Rincci.


“Le pedí su mano al tío Eduardo, su figura paterna, en las maquinitas tragamonedas del Hipódromo de Palermo. Sus tíos no entendían nada, pero se rieron”, contó Marilina, sobre su propuesta. En los últimos años, su esposa la ayudó a sobrepasar una dura enfermedad y fue su mayor compañía en los tiempos donde se vio obligada a frenar su carrera profesional.

La dura enfermedad que sufrió Marilina Ross


A pesar de sus enormes ganas de seguir cantando y produciendo música, Marilina tuvo que abandonar su carrera tras sufrir una grave enfermedad en los pulmones. Fue diagnosticada con Epoc y el cuerpo no le permitió seguir realizando esfuerzos físicos. “Estoy intentando que, al menos, no avance muy rápido, pero es inexorable”, lamentó hace unos años.


“Pensar que yo odiaba el pucho, hasta que a los veinte pirulos escuché que podía hacer más grave mi voz de pito. ¡Qué idiota! ¡¡Fumé tanto!!”, explicó. Sin embargo, sostuvo que tras sufrir un ataque al corazón y la enfermedad pulmonar, dejó el cigarrillo y el alcohol. “Con un régimen bajé diez kilos, lo que le abre espacio al diafragma para respirar; y todos los días camino y pedaleo veinte minutos. De a poco me voy sintiendo mejor”, afirmó la exitosa actriz, que todavía transita un delicado estado de salud.

Ver comentarios