En el programa Los 8 escalones, conducido por Gudo Kaczka, los participantes compiten para consagrarse con el premio mayor: un millón de pesos. Los concusartes cuentan por qué se inscribieron y cuál es el destino que le darán al dinero en caso de ganarlo, la mayoría confiesa que lo utilizaría para viajar, pagar deudas, hacer arreglos en la casa, entre otros. 

Roberto Ruíz fue uno de los competidores que esperó hasta el final para contar cuál fue la motivación que lo llevó a participar de el programa de GuidoEl abogado especialista en derecho de familia y docente de secundaria confesó qué hará con el millon de pesos que ganó: "Nos estafaron".

 

 

 

Estafa en "Los 8 escalones": la historia de Roberto Ruíz

La primera vez que Guido le preguntó a Roberto qué haría con el dinero si ganaba, este le había contado que quería irse de viaje con Susana, su esposa, con quien está hace más de tres décadas, y que una parte la compartiría con sus hijos Pedro, licenciado en Ciencias de la Comunicación, y Joaquín, graduado en Publicidad. 

Guido había contado que Roberto respondió un 100 por ciento las preguntas del cuestionario para ingresar al programa. Así lo demostró en cada emisión del ciclo, logró subir escalones y llegó hasta la final con Emilio. 

En la emisión del lunes 7 de febrero, Roberto y Emilio habían empatado, entonces tuvieron que responder la pregunta final de Ingrid Grudke: "¿En qué año se realizó la primera edición del Fashión Week en Buenos Aires?". El abogado oriundo de Parque Chacabuco respondió 1995, aunque el año correcta era 2001, ganó por que se acercó más a la fecha. Segundos después fue todo alegria porque había obtenido el millon de pesos.

 

 

 

Roberto le pidió hablar a Guido para contar su verdad: "Nos fuimos de vacaciones a Mendoza con mi señora y nos estafaron. Nos vaciaron las cuentas y tuvimos que volver a Buenos Aires con la plata justa en la tarjeta, la nafta justa y mi hijo me dice anotate, a lo mejor sale. Y salió". 

En los últimos días de enero, mientras se encontraba de vacaciones en Mendonza, Roberto fue víctima de una estafa telefónica. El hombre, de 60 años, estaba alojado en un hotel de Potrerillos cuando la pesadilla comenzó.

"No lo quise contar para no dar lástima", admitió ante el conductor y el jurado del programa. Roberto y Susana se había ido de viaje en auto a Mendoza, sus hijos también tenían que acompañarlos, pero al principio no pudieron hacerlo porque los días de vacaciones de sus trabajos no coincidían. 

 

Sin embargo, su hijo Pedro pudo acompañarlos después. Tuvo que viajar en avión, pero su pasaje de vuelta era para un viernes y entonces tuvo que hablar con la agencia para tratar de cambiarlo. Envió mensajes y nada, pero un día lo llamaron y ahí comenzó la estafa de la que Roberto fue víctima. 

Una persona contactó a Pedro, le informó que era de la agencia de viajes. "Le pidió pagar un monto como multa por cambiar el pasaje cerca de la fecha de viaje. Estábamos caminando y como no tenía la tarjeta encima, me pidió la mía. Le dio los datos y el tipo nos fue llevando hasta que pudo linkearla con el homebanking, se pasó la plata y quedamos en cero", explicó Roberto en diálogo con Clarín.

El hijo de Roberto cortó la comunicación con el estafador porque le pareció rara la cantidad de preguntas que le hicieron. Entonces, lo primero que hicieron fue ir hasta un cajero automático y sacar 3000 pesos, pero se encontraron con saldo insuficiente. Fue así como Roberto supo que fue víctima de una estafa. 

 

 

Ver comentarios