Julio Iglesias es el protagonista de este mes en las redes sociales. Los creativos memes con su imagen que inundan Twitter, Instagram, Facebook y Whatsapp por estos días incrementan la popularidad de un ídolo que fue récord en la música y cuyas conquistas femeninas y peleas con su hijo, Enrique, marcaron su carrera.

El artista de 78 años vuelve a ser el centro de atención cada julio, pero en su larga trayectoria supo ser una figura mundial de la música y uno de los galanes con más conquistas en su haber. Según los rumores, Iglesias estuvo con más de 3.000 mujeres en su vida.

Su carrera lo llevó a vender 300 millones de discos a lo largo de 50 años de profesión, publicó canciones en 14 idiomas y lanzó más de 80 álbumes. Aunque nada de esto hubiera ocurrido si no se hubiera salvado del accidente que casi le cuesta su vida.

A sus 20 años Iglesias era un estudiante de derecho y se dedicaba al fútbol profesional jugando como arquero para el Real Madrid. Pero el 22 de septiembre de 1962 sufrió un accidente autmovilístico que lo dejó semiparalítico durante un año y medio. Durante su internación, un enfermero le regaló una guitarra. Julio pasaba horas escuchando la radio, aprendiendo a tocar el instrumento y escribiendo poemas.

Algunos fines de semana cantaba en un pub hasta que llevó su primera canción a una firma discográfica para venderla. Cuando la escucharon le pidieron que la cante él. El 17 de julio de 1968 ganó el Festival de Benidorm con la canción “La vida sigue igual”, después firmó un contrato con Columbia y el resto es historia.

El hombre récord

El Libro Guinness de los Récords le entregó, en 1983, el Disco de Diamantes por haber vendido más de cien millones de discos en seis idiomas. En 1984 le concedieron la Estrella de la Fama en el Hollywood Walk of Fame y cosechó decenas de galardones, entre ellos varios Grammy`s.

Con más de 300 millones de álbums vendidos, Julio logró más de 1.000 discos de oro y 500 de platino. El 1 de abril de 2013, recibió dos galardones; uno como primer y más popular artista internacional de todos los tiempos en China, y el otro, el Récord Mundial Guinness como el artista latino más vendedor del mundo.

Las mujeres

Isabel Preysler fue el amor de su vida. Se casaron en 1971 y tuvieron tres hijos: María Isabel, Julio José y Enrique. Pero el matrimonio duró poco, en 1978 la mujer solicitó el divorcio cansada de las incontables infidelidades que se le atribuían. Preysler confesó años más tarde que cada vez que llamaba a su marido, una voz femenina respondía del otro lado.

El Daily Mirror publicó que el cantante había confesado haberse acostado con hasta 3.000 mujeres. “Es verdad que he disfrutado de la fascinación de vivir intensamente. Pero de eso a que duerma con 3.000 mujeres... Le dije a mi mánager: ‘Ni se te ocurra desmentirlo”, reveló Julio hace años.

Tanto Julio como Enrique han reconocido que no se ven muy seguido.

En1997 nació su cuarto hijo, Miguel Alejandro, fruto de su noviazgo con Miranda. En 1999 la pareja recibió a su segundo hijo, Rodrigo, y en 2001 tuvieron gemelas. En 2007 tuvo a su séptimo hijo Guillermo.

A lo largo de los años comenzaron a surgir reclamos de paternidad. En 2019 el tribunal de Valencia, España, reconoció que Julio era el padre de Javier Sánchez Santos, hijo de la bailarina María Edite Santos.

La difícil relación con Enrique Iglesias

En 1995 un tal Enrique Martínez, de nacionalidad guatemalteca envió sus canciones cantadas en español y en inglés a varias discográficas latinas. Una de ellas, la mexicana Fonovisa, decidió lanzar su música. Su nombre real resultó ser al final Enrique Iglesias Preysler, el hijo del cantante latino más exitoso de todos los tiempos.

Julio se enteró por un amigo cuando el lanzamiento era inminente. “¿Qué haces?, ¿Tú estás loco? ¿Por qué has hecho esto sin decirme nada?”, contó Enrique que le dijo su padre al enterarse en una entrevista en 2007. “Yo sé sobre esto, no vas a poder conseguir nada sin mí!, le dijo Julio. Según el relato de allegados, Iglesias escuchó el disco de su hijo y lo llamó “un desastre”. “No vas a llegar a ningún lado. Esto no va a vender”. El primer disco de Enrique alcanzó el millón de copias vendidas en poco tiempo.

“Lo que a Julio le molestó fue que Enrique no entrase en la industria musical de su mano”, explicó Raúl López, que entre 1990 y 2006, como director de Sony Music España, trabajó con Julio Iglesias y posteriormente lo hizo también con Enrique.

“Yo no he tenido una relación mala con mi padre, explicó Enrique en una entrevista con Jaime Bayly. “Nuestra relación es muy difícil de explicar, porque cualquier persona que la analice desde fuera podría imaginarse que no nos llevamos bien porque nunca nos ha visto juntos y porque nunca ha venido a un concierto mío, porque me marché de casa muy joven y nunca regresé…”. Efectivamente, entre el año 2000 y el año 2010, según reconoció el propio Enrique en una conferencia de prensa en 2010 en Madrid, solo se vieron dos veces.

“No sé por qué mi padre no ha venido a un concierto mío, tendrías que preguntárselo a él. Pero no me duele. A lo mejor, inconscientemente sí. Pero me sobrepongo”, dijo el cantante. Enrique luego se casó con la tenista Anna Kournikova, con quien tuvo dos hijos. Según los medios de su país, hasta 2018 Julio había visto a sus nietos una sola vez. 

Ver comentarios