Este domingo, ocurrió una tragedia en la estación Bosques del Tren Roca: dos nenes fueron arrollados por una formación y uno de ellos, de cuatro años, murió en las vías. En tanto, el otro chico se encuentra en grave estado. A raíz de este accidente, familiares y vecinos de las víctimas atacaron al maquinista del tren. Tras lo sucedido, Trenes Argentinos informó que habrá un paro por tiempo indeterminado este lunes en reclamo de mayor seguridad para los conductores.

Tras el trágico accidente, la Línea Roca prestó servicio reducido entre Plaza Constitución y la estación de Florencio Varela. Además, desde la empresa se pronunciaron sobre el accidente en Bosques. "Trenes lamenta el accidente y lo que pasó con el maquinista, que ya tuvo la asistencia correspondiente en estos casos. En estas situaciones, los conductores son relevados en el lugar y reciben la atención necesaria", expresaron.

En las últimas horas del domingo, el sindicato de conductores "La Fraternidad", de la Linea Roca, informó que resolvieron dictar una medida de fueza y no prestarán servicio desde las 00.00 hs del lunes 15 de agosto. Esta decisión fue tomada en reclamo por lo que le sucedió al conductor de la locomotora involucrada en el accidente mortal y a otros empleados que intentaron evitar el linchamiento. 

 

"Por las agresiones que sufrieron hoy los compañeros y por falta de seguridad, los conductores, de la Fraternidad-Línea Roca, llevamos a cabo un paro por tiempo indeterminado con posibilidad de que la medida se extienda a nivel nacional. El mismo es a partir de las 00:00 del 15 de agosto, sin trenes ramal roca", explicaron a través de un comunicado.

Cómo sucedió el accidente trágico en Bosques

Según informaron desde Trenes Argentinos, el hecho ocurrió a las 14.01 con una formación del ramal vía Quilmes del Ferrocarril Roca. "El niño cruzó intempestivamente las vías y el conductor no pudo reaccionar", afirmaron. Además, indicaron que el hecho "sucedió en una zona con cerramientos al costado de la vía para que no haya ingresos pero que a veces se abren pasos clandestinos". precisaron.

En comunicación con los medios, la policía reveló, en principio, que el accidente "fue inevitable", y que el conductor del tren "no pudo frenar". A pesar de esto, las familias le echaron la culpa del incidente al maquinista, quien fue brutalmente agredido y también fue asaltado por familiares de los menores de edad, vecinos y parte de los pasajeros. Los hombres que iban a bordo de la locomotora fue identificados como Maximiliano Daniel Caleta (30) y Nahuel Serrano (33).

En un video publicado en las redes sociales, se puede ver a uno de los dos conductores de tren luego del asalto, sangrando de un corte en la ceja derecha y en la boca. "Me afanaron y me cagaron a palos. Yo no pude hacer nada, la madre no los agarró", llegó a declarar el maquinista, que pudo escapar de las agresiones con la ayuda de unos compañeros y por un grupo de pasajeros que intentaron frenar las agresiones.

Por último, en el caso interviene la fiscalia N°7, a cargo de la doctora Rosana Gíménez, quien ya dispuso que la Policía científica realizara las tareas correspondientes en la escena del accidente para reconstruir cómo ocurrió el suceso fatal, a la espera de que revisen las cámaras de seguridad del tren y de la zona.

Ver comentarios