Para aquellas personas físicas o empresas que no pueden acceder al mercado cambiario, una alternativa para ahorrar y hacer rendir el dinero son las colocaciones a plazo fijo. La situación del país obliga a que muchas personas recurran a esta forma de inversión. 

En la actualidad ya son $ 4,661 billones depositados en este tipo de vehículo bancario y cada mes aumentan más los usuarios que escogen este método. El jueves 16 de junio, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció la suba de 300 puntos básicos de la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, para contrarrestar el pico inflacionario. Así, la tasa de referencia pasó del 49% al 52%.

 

En este sentido, se ratificaron los "mecanismos" por los cuales el incremento se trasladará "íntegramente" a los depositantes, "tanto de personas humanas como empresas, a través de los plazos fijos con tasa mínima y los plazos fijos UVA".

Cuánto se puede cobrar por intereses con esta nueva tasa de Plazo fijo

Con una inversión inicial en un plazo fijo de $ 100.000, el rendimiento a 30 días de la nueva tasa del 53% nominal anual equivale al 4,41% en el mes. Por tal motivo, quien coloque esa cifra recibirá 30 días más tarde $ 104.416,67, sus $ 100.000 originales, más $ 4.416,67 de intereses.

 

En sentido, si la suma invertida se mantiene en un período más prolongado, a una Tasa Efectiva Anual del 67%, el rendimiento mensual se incrementará a un ritmo de 5,6%, por lo que en el plazo de 360 días se obtendrá un monto final de $ 167.000.

Plazo fijo UVA

Este instrumento toma como referencia al momento de la colocación los últimos 45 días de inflación registrada. Un dato a tener en cuenta es que requiere un tiempo de encaje de los fondos de un mínimo de 90 días para pagar ese nivel de interés, mientras que los tradicionales precisan "apenas" 30 días. 

Un factor que incide en los plazos fijos UVA es que días atrás el Indec difundió que la inflación oficial de mayo fue de 5,1%.

Ver comentarios