María Susini, oriunda de Entre Ríos, comenzó su carrera artística a los 16 años cuando tuvo una temprana aparición en la televisión en la serie Jugate Conmigo. Luego, se animó a ser modelo, movilera, secretaria, presentadora musical y hasta conductora. Pero, hace ya varios años, decidió optar por una vida más alejada de los grandes medios de comunicación, eligiendo la tranquilidad por sobre la fuerte exposición que trae consigo el mundo del espectáculo y la farándula.

Hoy tiene 46 años y a pesar de alguna esporádica aparición en cámara para alguna entrevista, generalmente por temas relacionados a su esposo, Facundo Arana (cómo cuando hubo una polémica con el actor hace algunos meses por ser acusado de violento) la conductora hizo un cambio de vida de rotundo en donde la privacidad es su mayor objetivo. Ahora sus prioridades son otras y esto lo demuestra a través de la nueva vida que eligió.

 

María con uno sus animales en un posteo de su cuenta de Instagram.

Sin embargo, a través de sus redes sociales, María Susini muestra algunos pequeños vistazos de lo que es su vida actual. En su cuenta de Instagram, la ex conductora de Fox Sports realiza publicaciones de su nueva pasión: ayudar a las personas a rehabilitarse con la ayuda de los animales.

 

La modelo junto a su actual esposo, Facundo Arana.

La modelo muestra, a través de sus posteos, las capacitaciones que hace y cómo pasa los días en Tierra de Encuentro, un centro de rehabilitación y estimulación temprana dónde se hacen intervenciones asistidas con animales.

Es tan grande el fanatismo, la pasión y el compromiso que tiene María Susini con este tipo de trabajos y actividades, y sobre todo con su vinculación con los animales, que desde su cuenta de Instagram sube decenas de fotos y videos con los diferentes animales de granja, desde cabritos, perros y patos hasta caballos y cerdos. Las publicaciones tienen muchas reacciones de los usuarios que celebran esa forma de vida tan sana y pacífica.

 

Lo que ella hace junto a su familia es aprovechar su casa de campo para convivir con una gran variedad de animales, para que sus tres hijos India, Yaco y Moro, convivan con ellos, los conozcan más y disfruten del tesoro más preciado: la naturaleza.

 

Ver comentarios